Óscar García Muñoz

(oscargm)

Gestor de contenidos en redes. Trabajo para que la gestión financiera sea accesible para todos

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

Perspectivas de mercado 2016: qué podemos esperar para el próximo año


Escrito 10 Dec

Diciembre es un mes para analizar los resultados de nuestras inversiones y mirar que puede ocurrir en el próximo año. ¿Cuáles son las expectativas, perspectivas y previsiones para 2016?

Macroeconomía

Las últimas  proyecciones del FMI sobre el PIB daban por hecho que la economía mundial crecería más que en 2015. India, las antiguas repúblicas soviéticas (menos Rusia), México y los países desarrollados encabezarían esta evolución positiva. China crecerá, pero a menor ritmo. Los peores resultados son para Brasil y Rusia, donde habrá decrecimiento.

Bancos centrales

La reunión de la Fed de la próxima semana decidirá sobre una  posible subida de tipos de interés después de 10 años y algunos piensan que el banco central de EEUU tiene razones para hacerlo, ya que el crecimiento y el empleo son fuertes en la primera economía. Sin embargo, una subida de tipos podría tener efectos negativos en el dólar, ya que se fortalecería frente al euro (posiblemente hasta la paridad) y las exportaciones serían más caras. Lo que se da por hecho es que el BCE y el BoJ mantendrán su posición blanda debido a la debilidad de la recuperación en sus áreas.

Acciones

Las noticias no son muy buenas para las acciones americanas, puesto que varios expertos están de acuerdo en un crecimiento débil o incluso retroceso del  S&P en 2016. Por otra parte, las  acciones europeas tendrán más rendimientos que las americanas, aunque los analistas avisan sobre los efectos de un débil crecimiento económico en 2016.

Bonos y materias primas

El  petróleo seguirá débil o más barato, si tenemos en cuenta algunas previsiones. Los países de la OPEP no reducen su producción y los inventarios de EEUU están en máximos. La tendencia bajista también es segura para el resto de materias primas, porque el menor crecimiento de China condicionará estos mercados, ya que el gigante asiático demandará menos.

Por lo que se refiere a  los bonos, no habrá muchos cambios, ya que los bancos centrales mantendrán todavía su actual política, con la posible excepción de la Fed, cuya posible subida de tipos no tendrá un enorme efecto en los rendimientos.

Este es el consenso general del mercado. Por supuesto, la vida es algo abierto y puede haber sorpresas que puedan mover hacia algo más positivo o negativo: la elección del próximo presidente de EEUU, la evolución del Daesh y la guerra en Siria o cualquier de las  extravagantes predicciones que Saxo Bank publica típicamente al final de año…. Esperemos que no ocurra ninguna.


Comentarios