Community Manager T-Advisor

(oscargm)

Gestor de contenidos en redes. Trabajo para que la gestión financiera sea accesible para todos

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

¿Qué puede esperar para sus inversiones en el segundo semestre del año?


Escrito 31 Jul 14

Mañana comienza agosto, un mes típico de vacaciones. Sin embargo, las inversiones no se toman ningún descanso y los mercados son más frágiles este mes, ya que hay una disminución del volumen de operaciones de mercado. Mientras el índice VIX muestra un punto históricamente bajo en la volatilidad del mercado, hay algunas razones para estar alerta: la crisis en Ucrania y la guerra comercial entre Europa y Rusia, la crisis en Palestina, el final de la expansión monetaria en EEUU y la posibilidad de un incremento de tipos de interés a medio plazo o los continuos rumores de una posible caída en los mercados en máximos.

Los expertos de diferentes entidades están de acuerdo en que la recuperación económica es un hecho y que la tendencia se mantendrá, pero los inversores deben estar vigilantes ante los posibles acontecimientos.  Wells Fargo aconseja una estrategia de inversión que tenga en cuenta que una baja volatilidad no significa ausencia de riesgo. Recomienda una cartera diversificada infraponderando renta fija y sobreponderando acciones. Los intereses de la renta fija no son ahora muy interesantes, pero una política monetaria más restrictiva en EEUU los empujará.

BlackRock mantiene su visión como a principios de año. En EEUU, espera más volatilidad vinculada a la evolución de la política de la Reserva Federal. En Europa, la tendencia también se vincula al BCE, pero en otra dirección: la lucha con la deflación. Valores cíclicos, de energía y large cap son algunas de sus apuestas. En Asia, la gestora de fondos es alcista con Japón y cautelosa con China, ya que considera que su crecimiento no es sostenible.

Los suizos de  Julius Baer predicen para el segundo semestre una continuación de muchas de las tendencias. La política monetaria relajada de los bancos centrales, una inflación controlada y un crecimiento económico moderado son las bases de su escenario. El banco se centra en dos aspectos: la deuda europea periférica ya no es interesante, porque las primas de riesgo son bajas y alcanzaron su punto de convergencia; y los balances de las empresas no financieras, que se han expandido de forma significativa en los últimos años y son un argumento fuerte para invertir de nuevo en acciones en vez de en deuda corporativa.

En general, hay riesgos como se mencionan más arriba, pero la perspectiva es positiva sobre todo para las acciones en la segunda mitad del año.

Comentarios (0)