Al principio del año,  un analista ya mencionó la razones del mercado bajista que estamos viviendo.

No es solo el crash en China y sus consecuencias (lento desarrollo económico, caída de la demanda de materias primas), sino que hay muchos factores que explicar. Por solo citarlos:

  • El precio del petróleo: lejos de ser una buena noticia, la brusca caída en el precio del petróleo puede mostrar más bien una demanda débil, no un exceso de oferta. Esto significa que el desarrollo económico puede empeorar. Además, las compañías de petróleo está muy endeudadas. Con un precio bajo, sufrirán para devolver esas deudas.
  • Tipos de interés ascendentes en EEUU: La subida de tipos decidida por la Fed el año pasado no será la última en los próximos meses. El crecimiento económico en EEUU muestra algunas señales de alerta este año y los  banqueros centrales prefieren esperar en vez de enviar una señal negativa. Ya veremos…
  • Deutsche Bank: recién añadido a la crisis. Uno de los principales bancos de Europa y del mundo  presentó unas elevadas pérdidas, pero lo peor fueron las sospechas sobre su solvencia. Esta crisis podría poner el euro en una difícil posición para continuar existiendo.

Podríamos mencionar otras, pero mucha gente pregunta: ¿estamos viviendo una recesión de nuevo? Algunos analistas son  muy pesimistas, otros están en una  posición intermedia. En cualquier caso, la evolución del mercado, que está guiada muchas veces por la irracionalidad, no es un buen pronosticador de crisis económicas.

La pregunta es otra. En crisis anteriores, había alternativas para mover el dinero y obtener beneficios. ¿Cuál es la alternativa ahora? Las acciones se hunden, los inversores están pagando intereses por los bonos más seguros, las materias primas están en sus puntos más bajos en años y los productos bancarios tradicionales ofrecen bajos intereses. Lo mejor que hacer:

  • No entre en pánico: las subidas y bajadas son habituales en los mercados. Incluso las fuertes caídas son comunes. Si tiene una estrategia definida por su perfil de riesgo, manténgala.
  • No se obsesione con las noticias: los medios están continuamente bombardeando con noticias negativas para llamar la atención. ¡Apáguelos!
  • No venda de forma masiva: el mayor error de un inversor es vender en un mercado bajista.
  • Mantenga una perspectiva a largo plazo: los inversores habituales no son traders. Invierten para hacer planes futuros. Si no necesita el dinero ahora, mantenga la calma. Espere hasta que el paisaje esté más despejado.