Los precios de consumo en España confirmaron su tendencia alcista en febrero, impulsados por el encarecimiento de la energía y los alimentos, según datos publicados el viernes por el Instituto Nacional de Estadística.
El INE dijo que el índice de precios de consumo subió en febrero un 3,6% interanual, tal como había reflejado el indicador adelantado publicado a principios de mes. En términos mensuales, el IPC subió un 0,1%.
La inflación subyacente, que no incluye el efecto del movimiento de precios de energía y alimentos, tradicionalmente volátil, mostró una subida del 1,8% en febrero, dos décimas más que en enero.
El INE dijo que el Índice de Precios de Consumo armonizado con la Unión Europea subió un 3,4% interanual en febrero, en línea con el dato adelantado.
El Banco Central Europeo tiene como objetivo a medio plazo mantener la tasa de inflación de los 17 países que usan el euro justo por debajo del 2%.