El gráfico representa la rentabilidad media mensual y la probabilidad de que dicha rentabilidad sea positiva del IBEX-35 desde el año 1987.

Cabe señalar que aunque el IBEX-35 comenzó en Enero de 1992, posteriormente se realizó una estimación desde el año 1987.

En media, tanto Abril como Diciembre tienen aproximadamente la misma rentabilidad, alrededor del 1.7%, si bien en el cuarto mes del año un 59% de las ocasiones terminó en positivo. En el último mes el porcentaje alcanza el 70%.

De hecho, Abril era el mejor en media hasta 2012, cuando sufrió una fuerte bajada del 12.5%, no sólo la mayor en ese mes, sino entre las 10 caídas más importantes en la historia del índice.

Aunque se trata de una media, es interesante comprobar qué hubiera sucedido en ese periodo de largo plazo invirtiendo únicamente en bolsa en esos dos meses del año.

De esta forma, los diez meses restantes el dinero podría utilizarse en la compra de otros índices, bonos o simplemente en liquidez, siendo ésta última situación la que considero en el estudio.

Desde Enero de 1987 hasta este momento la inversión en el IBEX-35 se habría multiplicado por cuatro veces. Sin embargo, estando sólo los dos mejores meses, la cantidad invertida habría aumentado su valor en 2.4 veces. Efectivamente es prácticamente la mitad, pero hay que tener en cuenta que en esos 27 años sólo habría estado dentro del mercado el 17% del tiempo, esto es, 4 años y medio.

También es interesante comprobar el efecto de la inflación, en cuyo caso, la subida acumulada sería aproximadamente del 56%, es decir, una rentabilidad anualizada del 1.65%. Por el contrario, en términos reales invirtiendo sólo los dos meses indicados, aún se perdería dinero, en concreto un -7.5%, que representa un -0.29% cada año.

Perpe.

Twitter: @_perpe_