prestamoney

pamplona. Navarra.

Cómo funcionan los préstamos desde Internet


Escrito 28 Oct 13

Hace unos años se pusieron de moda los créditos pedidos por teléfono. Empresas como Cofidis, perteneciente al grupo Banco Santander, comenzaron a ofrecer financiación rápida con solo una llamada de teléfono. Por muy fácil que pareciera el dinero no estaba al alcance de cualquiera y solo llamada ya acarreaba un gasto que no siempre merecía la pena. Estos préstamos contienen la peculiaridad de que van dirigidos principalmente al consumo. Se conceden de forma rápida y conllevan unos gastos bastante elevados. Con el tiempo y la llegada de la crisis han surgido los conocidos como mini prestamosdesde internet. Estos créditos difieren de los anteriores en varias particularidades. La primera es que el cliente tiene más información a la hora de pedirlo ya que no se ha informado únicamente mediante un anuncio de televisión sino que ha tenido que visitar una página web donde todo está mejor explicado. La segunda particularidad es que este dinero rápido se emplea más para tapar un gasto inesperado que para darse algún capricho, la llegada de la crisis ha favorecido la multiplicación de estas demandas. Por último, la tramitación y la solicitud se realizan directamente desde internet, lo que supone una mayor comodidad y un menor coste para el posible cliente. Las empresas que se encuentran detrás de todo esto provienen en su mayoría del este de Europa donde la práctica del pequeño préstamo parece estar bastante extendida. Todo consumidor debe leer atentamente las condiciones y requisitos ya que aunque útiles, estos préstamos también tienen un coste alto que cabe preguntarse si merece la pena asumir. La crisis nos ha enseñado que tener precaución y hacerse planes de viabilidad es una medida indispensable para ahorrarse problemas en el futuro. Conviene aprender del pasado para evitar caer en los mismos errores. necesito dinero urgenteprestamos personales rapidos


Comentarios

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!