prestamoney

pamplona. Navarra.

Lo que deberías saber antes de solicitar un crédito


Escrito 25 Mar 15

Si estás pensando en solicitar un préstamo para desarrollar algún proyecto que tenías pendiente o poder hacer frente a un gasto extra en algo que estuvieras deseando comprar, es necesario en primer lugar hacer una valoración objetiva de tu situación actual.

Antes de aventurarte a solicitar un préstamo se recomienda que hagas un balance de tus ingresos y de tus gastos, los actuales y los que tendrás en el futuro. La primera norma básica es que cuando tengas que pagar las cuotas puedas hacerlo con holgura, pues también hay que tener en cuenta que pueden llegar improvistos que nos den muchos quebraderos de cabeza. Lo aconsejable es que las deudas no superen el 40% de los ingresos netos.

Los expertos hablan de este porcentaje de endeudamiento como la relación entre lo que tendrás que pagar y los ingresos fijos más los recurrentes. De la misma forma tendrás que calcular que el restante sea suficiente para afrontar los gastos estables y dejar, a poder ser, un margen de ahorro para cubrirte las espaldas. Es importante que seamos realistas y no hagamos previsiones de todos aquellos gastos de los que pensamos prescindir, como el ocio, viajes, o compras, ya que con frecuencia no suelen reducirse tanto como pensábamos.    

 

Algunos de los consejos previos son:

1-         SOLICITAR PRÉSTAMOS PREFERENTEMENTE A MODO DE INVERSIÓN.

En ocasiones no disponemos de la liquidez suficiente para hacer frente a un gasto que sabemos que nos va a reportar un rendimiento, como podría ser montar un nuevo negocio. En este caso es probable que el dinero que vayamos a obtener de esta inversión supere los intereses que tengamos que pagar por lo que pedimos prestado. Emplearlo para el crecimiento profesional es una opción responsable.

2-         VALORAR SI NO PUEDE ESPERAR.

Cuando se trata de adquirir bienes, como por ejemplo, la compra de un coche, es importante ser conscientes de hasta qué punto estamos influidos por el impulso de adquirir algo que deseamos, ya que en ocasiones perdemos la objetividad y después de un tiempo, cuando ya no queda nada de esa sensación estimulante de la compra, nos provoque una insatisfacción el tener que hacer frente a los pagos de las cuotas.

3-         NO SOLICITAR UN PRÉSTAMO PARA TAPAR OTRAS DEUDAS.

Hay que andarse con cuidado, ya que es el principal motivo por el que las personas caen en el sobreendeudamiento, emplearlo de éste modo supone que a fin de cuentas estamos pagando los intereses de todas las deudas que tenemos abiertas, por lo que se multiplican pudiendo superar al importe principal de lo que debemos. Un remedio para las personas que ya se encuentran en esta situación, puede ser reunificar las deudas con alguna entidad bancaria, algo que por lo menos nos quitará la preocupación de tener muchos asuntos sin cerrar.

4-         SABER CÚAL ES EL TIPO DE PRÉSTAMO QUE SE ADAPTA A SUS NECESIDADES.

Parece que al hablar de préstamo siempre queramos referirnos a los préstamos personales bancarios, sin embargo, en la actualidad el abanico de préstamos de capital privado es muy amplio, y en muchas ocasiones están ofreciendo alternativas más flexibles que se adaptan mejor a las necesidades del solicitante. Sí únicamente necesita dinero para cubrir un gasto puntual lo mejor será que compare en webs de microcréditos, empresas como Prestamoney están ofreciendo un servicio de dinero al instante, eso sí, no ha de superar los 300€.

Si necesitas algo más de liquidez algunas web ofrecen hasta 10.000€ a devolver en plazos de hasta 5 años, como los que se ofrecen en Préstamos Mini Créditos.

 

5-         NO INTENTARLO SI NO CUMPLE LOS REQUISITOS.

Cada vez que se rellena una solicitud y se envía, a la empresa prestataria le llega su solicitud y pasa a ser registrado en un reporte de usuarios. Estos datos son empleados para solicitudes futuras, pues el hecho de que le hayan denegado en diferentes ocasiones un crédito le hace tener una puntuación baja para las empresas.

En ocasiones uno de los motivos por los cuales su préstamo es rechazado, es que figura en una la de las lista de morosidad del ASNEF , mucha gente consta en ellas y no está al corriente, ya que puede deberse al impago de cosas a las que no se le daba importancia, como una factura telefónica. Es recomendable que si no está seguro solicite ese tipo de información al propio ASNEF.

 


Comentarios

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!