Amazon (ticker AMZN) está que no para. Tras revolucionar el mundo del e-commerce con su tienda online, la empresa de Jeff  Bezos parece dispuesta a lanzarse al muy competitivo mercado televisivo, ya que, según The Wall Street Journal, esta empresa estará negociando con varios proveedores de contenidos multimedia para lanzar su servicio de televisión de pago propio a través de internet en Estados Unidos.

Esta aventura televisiva coincide con proyectos parecidos anunciados de forma reciente por Intel, Verizon y Sony, compitiendo con los servicios de pago de televisión por satélite y por cable ofrecidos por otras empresas, como Time Warner y Comcast.

Actualmente, Amazon ofrece a sus clientes de Estados Unidos un servicio de suscripción a contenidos audiovisuales (Prime Instant Video, competidora de Hulu y Netflix), donde por 79 dólares al año se ofrece acceso ilimitado a un catálogo que incluye más de 40.000 películas y teleseries.

Para hacer realidad su nuevo y ambicioso proyecto televisivo, Amazon prevé poner a la venta un descodificador para la descarga de películas en el televisor.

Hace dos meses publicamos un artículo sobre Amazon en el mismo día en el que la empresa publicaba resultados en la que recomendábamos comprar este valor, colocando un stop loss en 292,71 dólares. La tendencia continúa al alza y, en estos momentos, recomendamos colocar este stop loss en 324,43 dólares, teniendo en cuenta su volatilidad.