Los datos de afiliación a la Seguridad Social y paro registrado del mes de agosto han dado un resultado bastante novedoso, considerando que en este mes expiran muchos contratos ligados a la temporada turística. Desde el año 2000 no se producía una reducción del desempleo en agosto en España, al disminuir el número de parados en 31 personas. Este descenso es cualitativamente muy destacable en un mes en el que lo que cabría esperar es un aumento importante del desempleo, puesto que en este caso ya se trata de una reducción de 13.700 desempleados.

Según la información del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el número de desempleados alcanza los 4.698.783, descendiendo este número por sexto mes consecutivo, lo que supone una bajada de 149.940 personas en 2013, mejor dato registrado en este periodo, desde 1999.

 

El paro disminuye un 0,41 % en Construcción (2.816 personas) y un 1,1 % en Agricultura y Pesca (2.165 personas). Sube un 0,37 % en Servicios (10.743 personas) y un 0,66 % en Industria (3.427 personas). El paro disminuye entre el colectivo de personas sin empleo anterior en un 2,44 % (9.220 personas). Es también significativo que el paro entre menores de 25 años ha descendido un 6,9 % (29.957 personas). Andalucía y Canarias son las CCAA en las que más ha bajado el paro, mientras que la Comunidad Valenciana y Murcia son en las que más ha subido.

Conscientes de que sigue habiendo una tasa de desempleo muy alta en España, reconocemos que estos datos dan cierta esperanza de que la tendencia de constante crecimiento del desempleo haya llegado a su fin, lo que nos hace pensar que la tan necesaria recuperación en la economía española no queda tan lejos. Esto sin duda, beneficiará a los mercados, que están a la espera de la publicación de los datos de empleo de Estados Unidos. Según los analistas, se podrían haber generado 180.000 puestos de trabajo en dicho país en agosto, manteniéndose la tasa de paro en un 7,4 %. Confiamos en que, si este viernes se confirma el dato positivo, tenga un efecto similar en la economía española.