No sé lo que opináis pero yo tengo la sensación de que este rebote está haciendo mucho bien, no sólo a la economía mundial en particular, sino al ánimo de los inversores y ciudadanos de a pie en general. Después de varios meses de caídas casi continuas y de predicciones catastróficas sobre la situación económica, este oasis de subidas continuadas (sigo pensando que aún no hemos visto mínimos), nos viene a decir que subir es posible y con mucha rapidez. Habrá que estar preparados para cuando esto llegue con un plan de inversiones, que nos permita coger el carro de la subida y aprovechar una oportunidad que posiblemente no se dé dos veces en la vida.