La sorprendente detención de DSK demuestra las debilidades de un esquema institucional y político podrido, la ocultación de un oscuro pasado sale ahora a la luz y nos muestra como un individuo con estatus de jefe de estado era en realidad un producto salido de las cloacas institucionales que rigen nuestro sistema y futuro mundial. Aunque le hayan tendido una trampa, todo es posible, su pasado y los errores del presente justifican sobradamente el castigo hacia un individuo público que debe ser un ejemplo por estatus y responsabilidad pública.

Ha sido un telón de fondo perfecto para la movilización social del 15 M, la indefinición política de su planteamiento ideológico nos incluye a todos de alguna manera, todos estamos indignados, los políticos nos lo han quitado casi todo, ha sido un expolio orquestado con la creación de un modelo de estado que permite un casi infinito reparto institucional del poder. 

Han pasado muchos años desde nuestra constitución  y se da por sentado que nadie va a quejarse de unos políticos llenos de privilegios, siendo sus intereses particulares los únicos puntos de acuerdo político, haciendo su política allí donde la ciudadanía no presta atención, porque no resuelve sus problemas, así sus intereses pasan desapercibidos. 

El movimiento 15 de mayo viene a demostrar a nuestra clase política que el verdadero poder lo tienen los ciudadanos y que nosotros les pagamos su sueldo, somos sus jefes y ellos están para darnos un buen servicio. 

Espero que este movimiento no sea sólo un golpe de efecto para alterar el voto en unas tensas elecciones que marcaran un giro en la política española. Confío que el sentimiento de indignación de todos los españoles se plasme en algunas medidas concretas que sirvan para limitar el poder de una clase política que no refleja los intereses de una buena parte de la ciudadanía, es posible que ahora España sea un poco más madura y halla aprendido con la ayuda de la crisis que para realizar cambios hay que movilizarse. Las movilizaciones de la primavera árabe, los nuevos medios de comunicación y una crisis que ha maltratado a la juventud, han implantado esta nueva forma de liderazgo en España, esperemos que no sea en balde y que por lo menos en estos tiempo difíciles seamos capaces de realizar las reformas necesarias que nos permitan mirar hacia el futuro con esperanza.

Coyuntura económica española:

Importante resaltar dos aspectos:

A corto plazo, si se produce el cambio político que anticipan las encuestas pueden aflorar desajustes presupuestarios en los gobiernos autonómicos y locales como ya ha pasado en Cataluña.

A medio plazo, si en septiembre la colocación de las cajas en bolsa  y la captación de capital privado no cumple las expectativas del gobierno y una vez acabado el plazo no consiguen el 10% de core capital, es bastante probable que España necesitará una inyección de dinero extra comunitario para poder mantener a estas empresas en funcionamiento.

Si no se resuelven los problemas de la asistencia financiera en Europa de una forma definitiva, las soluciones aportadas para Grecia serán determinantes para el futuro de España pues dudo seamos capaces de cumplir con los objetivos de déficit, una reestructuración de la deuda griega o irlandesa puede ser muy costoso para España.

Hace falta un grado de liderazgo político que España actualmente no tiene. Existen todavía por desgracia muchos riesgos que no conocemos, porque nos siguen mintiendo.

¿Que ha pasado con los 300.000 millones de crédito promotor, con moras que van del 13% al 43%?

¿Que pasaría con los balances de los bancos y sus carteras de bonos españoles, en el caso de que hubiera una reestructuración de deuda griega o irlandesa?

¿Porqué vamos a creer los informes de valoración del Banco de España si su independencia esta cuestionada y sus organismos de intervención politizados?

¿Quien va a comprar acciones de las cajas en la bolsa española si no se hace una valoración adecuada?