Adjunto el análisis con los datos a cierre de esta semana. El S&P500 ha mostrado resistencia a las caídas y parece estar dibujando un hombro-cabeza-hombro bastante curioso (por dónde se produce) y de corto recorrido porque la cabeza no es muy grande tal y como comentaba la semana pasada.

En cualquier caso, y aunque el contexto económico sea para llorar, el precio manda y los niveles importantes todavía están lejos. Cierres por debajo de 1050 primero y 1025 después sí serían relevantes e indicativos de un cambio de tendencia. Por ahora únicamente hay que soportar la volatilidad.

Todoalfa_20100226_1-1-1-0.pdf

Todoalfa_España_20100226_1-1-1-0.pdf