Ante el panorama de total falta de oportunidades de trabajo son muchas las personas que han optado por tirar la toalla y dejar de buscar. Bajo el pretexto de la coyuntura económica desfavorable se encuentra un buen grupo de españoles sentados muy cómodos en sus sofás sin necesidad de sentir remordimientos puesto que, no hay trabajo.

Este grupo de ciudadanos conocidos como ni-nis, del que España lidera el ranking de los países de la OCDE., se caracterizan por ser una fauna que viven de los demás. El sofisticado término anglosajón “free rider” podría trasladarse a nuestra lengua como “parásitos” “bagos” “gorrones” “aprovechados” y un largo etcétera.

El estereotipo de estos “adolescentes”, en su mayoría, es de niños de papá que se les ha dado todo y que se han dado cuenta que para cubrir todas las necesidades de consumo que tienen hace falta trabajar cierta cantidad de horas que no están dispuestos a realizar. No tienen estudios pero sí un falso sentido de dignidad que les imposibilita a realizar aquellas tareas más sacrificadas en el mercado laboral y que no gozan de glamour en los programas de televisión que ven, como “Mujeres y Hombres” o el ya famoso “Gandía Shore”.

Forman parte de una mayoría silenciosa, del 30% de chavales y chavalas que no llegan a cumplir la enseñanza secundaria obligatoria. Son carne de cañón y muchos lo asumen sin rechistar. Algún otro pagará sus facturas y cuando no lo hagan siempre existe la posibilidad de protestar o exigir lo que no se han ganado por sus propios méritos. Se habla mucho de la culpa de los políticos, las instituciones y los bancos pero se olvida siempre la responsabilidad personal y del lastre que supone un “ni-ni” peso muerto en nuestra economía.

dinero rapido | creditos rapidos | prestamos rapidos