Hablar de pleno empleo en los tiempos que corren parece un ejercicio de ironía o una broma de mal gusto. Sin embargo, y aunque parezca mentira, existen profesiones que rozan la total incorporación de trabajadores. Si bien antes del estallido de la burbuja inmobiliaria el sector que absorbía a todo aquel interesado era la construcción ahora son las nuevas tecnologías las que ofrecen más oportunidades. Todo aquel que se haya especializado en el nicho de los ordenadores verá recompensado su esfuerzo con un puesto de trabajo. No basta con saber qué es un ratón y un teclado ni basta conocer cómo usar la búsqueda avanzada de “Google”. El perfil de persona experta en informática debe saber cómo programar aplicaciones para móviles, gráficos en 3D o desarrollar videojuegos. Son las profesiones del futuro con plenas posibilidades en el presente. Casi ningún centro de estudios las oferta y poca gente conoce a alguien con un Porche que se dedique a las mismas pero muy pronto serán tan habituales como la fontanería, la carpintería o la lavandería. Si usted tiene hijos no se preocupe únicamente porque aprendan inglés sino porque estén pegados al ordenador, no sólo para subirse fotos de ellos mismos frente al espejo sino para que se interesen por hacer cosas productivas. Sepa también que lo de contar con tiendas físicas para adquirir ropa, tecnología o incluso la cesta de la compra pronto se acabará. Las tendencias de consumo tienden a la comodidad de la compra desde casa. Ahórrese los gastos de alquiler de local, licencias y personal y monte un negocio en su domicilio prestamistas particulares prestamos con asnefcapital privado