El euro ha comenzado la semana perdiendo gran parte del ímpetu con el que terminó la semana pasada.

 

La recuperación desde el 1,2874 hasta el 1.3455 vino de la mano del resultado de las subastas de bonos la semana pasada en España y Portugal que como sabemos fueron suscritas en su totalidad, aunque a niveles de rentabilidad todavía altos.

 

Posteriormente el euro volvió a tomar fuerza por los comentarios del jueves de Trichet mostrando preocupación por la evolución de los precios. Esto fue tomado por el mercado como un sesgo alcista de tipos y se llegó a hablar de subidas al 1.25 para antes de final de año.

 

Por último, también ha incidido en esta subida del euro los comentarios y rumores acerca de un incremento de los fondos disponibles por el EFSF (European Financial Stability Facility) de hasta 400 bln euros y que podrían ser utilizados para la compra de bonos. Esto podría ser aprobado en la reunión que el Ecofin que está teniendo lugar hoy Lunes y mañana martes.

 

El tono “hawkish” de Trichet ha sido descartado por los comentarios de Orphanides del ECB y a medida que pasa el día, la probabilidad de que mañana martes se concluya con un resultado como el que se espera en la reunión del Ecofin es cada vez mas baja según la opinión de la mayoría de los analistas. De decidirse algo no lo sabríamos hasta principios del mes próximo.

 

Con todo esto volvemos a ver el euro presionado a la baja, en un primer impulso liderado por inversores japoneses que han vendido EURJPY durante la madrugada y que ha propiciado el cierre de posiciones largas de trading en EURUSD.

 

También se han visto un movimiento similar de bajada en el EURCHF. Esta divisa ,el franco suizo ,se había depreciado contra el EUR ante la posibilidad de que el gobierno de ese país tomase medidas para evitar su fortalecimiento. Se habló incluso de intervención del banco central. Esta mañana también han sido desmentidas.

 

La situación actual de mercado tiende hacia una continuación de la corrección del euro que en el caso del EURUSD podría llegar hasta niveles de 1.3090. Por debajo dejaría de ser corrección y hablaríamos de un movimiento bajista cuyo siguiente objetivo estaría en los mínimos vistos recientemente 1.2874.

 

De la misma manera podríamos ver correcciones a la baja en el EURCHF hasta 1.2625 y EURJPY hasta 108.40.

 

Este escenario correría el riesgo de invalidarse si de la reunión del Ecofin surgieran noticias positivas en cuanto a la dotación y cometido del EFSF , hecho que de momento tiene pocas probabilidades de que ocurra.

 

De continuar este movimiento a la baja el EURUSD no debería superar al alza 1.3360.

 

 

Autor:

Miguel Ángel Rodriguez.

Analista colaborador de XTB