Al recibir el boletín de hoy de Value Edge, enseguida he pensado en mi amigo @luis1. Sé que le encanta el tema y lo ha mencionado varias veces.

Este artículo es corto y simple. Justamente lo que hace falta en este caso, en mi opinión.

http://www.value-edge.com/the-power-of-compounding/

Simplemente compara los casos siguientes:

Individuo A invierte 5.000 (EUR o USD, tanto da) al año de los 25 a los 60 años.

El individuo B invierte la misma cantidad de los 25 a los 35 años.

Finalmente, el individuo C invierte idéntico importe de los 35 a los 60 años de edad.

Supone un 7% de rendimiento anual.

Cuando llegan a los 65 años se aprecian las diferencias en los capitales acumulados.

Como era de esperar, el Sr. A tiene un capital mucho mayor que los otros dos. Nótese que es de varios órdenes de magnitud superior.

Curiosamente, el B tiene mayor capital que el C, a pesar de que éste ha invertido en total dos veces y media más capital. Ello es debido a que el B empezó antes a invertir y ha disfrutado del efecto del interés compuesto durante diez años más.

(Nota mía: invertir al 7% anual compuesto  supone casi doblar el capital a los 10 años. 1,07^10 = 1,967)