La idea no es mía. Creo que Luis1 ya la ha expresado anteriormente; aunque creo que vale la pena recordarla.

En el fondo, para ser un inversor de éxito necesitas dos cosas: racionalidad y temperamento. Lo podríamos expresar así:

- Saber lo que estás haciendo.

- Tener paciencia.

¿Qué implican?

Sólo invertir cuando las probabilidades estén a tu favor. No ir a rebufo de las modas. Pensar independientemente.

No tener prisa en ganar. Si haces los deberes, el tiempo te dará la razón. 

En este contexto, el factor suerte, no gestionable, es secundario.