Leo en El País que este sábado el semanario The Economist publica un artículo con el título Esperando a Rajoy.