Según publica hoy CincoDias , el alemán Axel Weber, hasta ahora principal candidato, aunque no oficial, no sucedería en la presidencia del BCE al francés Trichet, cuando éste termine su mandato en octubre próximo. Weber es considerado como "demasiado" ortodoxo.