Ha pasado de ser un gran reto a convertirse en una realidad. Traspasar fronteras está cada día más al alcance de nuestra mano. No existen límites ni distancias que se resistan a los viajeros que sueñan con recorrer el mundo o que quieren acercarse a amigos y familiares con mayor frecuencia. Y, al igual que cada día las distancias se reducen y se simplifican, también lo hace la forma en la que se realizan transacciones y se intercambia el dinero. 

Los neobancos han llegado para revolucionar el mercado y las comisiones ya no son una barrera para viajar al extranjero y tomar el control de nuestras finanzas. La comodidad es el elemento fundamental que prima ahora en los desplazamientos fuera de España y, todo, gracias a la facilidad de disponer de una tarjeta prepago que puede controlarse exclusivamente desde la aplicación del teléfono móvil. Revolut es el compañero financiero que ayuda a conectar con su dinero no solo a aquellos que tienen ganas de explorar el mundo fuera de sus fronteras, sino también a los que se encuentran dentro de ellas. 

Una forma sencilla, accesible y útil que se adapta al estilo de vida de cada persona y a un mundo más moderno en el que se puede gestionar más fácilmente el dinero. Transferencias a cualquier parte del planeta, seguridad, inversión y comisiones reducidas son algunos de los aspectos más valorados por los usuarios cuando se trata de elegir un banco en el que depositar el dinero. Si, a todo ello, se suma la posibilidad de viajar al extranjero con la tranquilidad de no perder parte de los ahorros en gastos por tipo de cambio, la gestión de las finanzas se hace incluso más sencilla. 

La transparencia es clave cuando se trata de controlar nuestros ahorros. Por ello, Revolut aplica el tipo de cambio interbancario en las transacciones en el extranjero, sin comisiones extra, para poder realizar pagos en comercios por un total de hasta 6.000 euros al mes. Las comisiones tampoco forman parte de las retiradas de efectivo. Con Revolut es posible sacar del cajero de manera gratuita hasta 200 euros al mes en cualquier parte del mundo. Y, si se tienen objetivos más ambiciosos, el neobanco ofrece dos planes diferentes para elevar el margen máximo gratuito de retiradas de efectivo y contratar otros productos a través de su versión Premium (7,99€/mes) y Metal (13,99€/mes). 

Las fronteras se hacen cada vez más pequeñas cuando se trata de tomar el control de nuestras finanzas y disponer del dinero de manera instantánea contribuye a esta posibilidad. Las recargas a través del neobanco se pueden hacer mediante las clásicas transferencias bancarias, pero también utilizando Apple Pay o Android, y disfrutando del dinero en cualquier momento. Además, hacerse cliente de Revolut ahora tiene premio. Las nuevas altas recibirán de manera gratuita, sin ningún coste adicional, la tarjeta prepago del neobanco. Ya no hay límites para gestionar nuestras finanzas. 

Recibe 10 euros gratis al hacer tu primera recarga

Solo son necesarios unos minutos para abrir una cuenta en Revolut. A través del teléfono móvil los usuarios podrán darse de alta y pedir su tarjeta de forma gratuita. Además, para los nuevos clientes que realicen su primera recarga, el neobanco les regala 10 euros gratis para empezar a disfrutar de la gestión de su dinero sin límites.