Un traspaso consiste en reembolsar el total o una parte de las participaciones de un fondo con el fin de suscribir de forma inmediata ese importe en otro fondo. En esta operación el inversor no dispone en ningún momento de la cuantía derivada del reembolso. Además tiene la ventaja de que no genera efectos fiscales en el IRPF, ya que las plusvalías no tributan hasta que se realice el reembolso definitivo.

 

¿Qué pasos hay que seguir?

Puedes realizar el traspaso acudiendo a la entidad de destino aunque hoy en día no es necesario, se pueden realizar todos los trámites por internet. Para facilitar el proceso es aconsejable tener o entregar una copia a la entidad con el extracto de la posición que mantengas en el fondo de origen. En el caso de realizarlo vía internet te será útil tener una copia cerca ya que te van a pedir datos como ISIN, entidad depositaria y en algunos cosas el número de cuenta.

¿Cuánto tarda un traspaso entre fondos? 

Según la CNMV para fondos de inversión mobiliario los plazos son los siguientes: si el traspaso es entre fondos que pertenecen a la misma gestora o comercializadora debe realizarse en un máximo de cinco días. En cambio si las gestoras o comercializadoras son distintas, el plazo se amplia hasta ocho días hábiles.

¿Tiene algún coste?

Depende del fondo, si así lo indica en el folleto el inversor puede asumir una comisión de reembolso o suscripción. Además hay que tener en cuenta los gastos derivados de las transferencias entre distintas cuentas y los asumidos en el caso de operar vía internet mediante una plataforma de productos financieros.