Existen una serie de diferencias entre estos productos que hay que tener en cuenta a la hora de utilizarlos, la más clara es que los cfd los emiten entidades privadas y por tanto la contrapartida que habrá a la hora de entrar y salir del mercado será la propia entidad, con todo lo que eso conlleva.

Prestar mucha atención a evitar dejar posiciones abiertas cuando cierra el mercado, ya sean cfd o futúros, pero más aún si es una posición muy apalancada. Un gap al día siguiente en sentido opuesto a nuestros intereses puede ser una ruina.

Se que pueden parecer obviedades, pero me he encontrado mucha gente que ha perdido muchísimo dinero con futuros, cfd, warrants. No creo que el activo en sí conlleve asumir riesgos elevados si no más bien cómo los utiliza el inversor....A continuación muestro una tabla comprartiva entre CFD y futuros.

 

CFD

Futuros

Coste financiero

 

Comprador: paga intereses (EONIA+2%. Aprox)

Vendedor: Cobra intereses (lo que quiera pagar el emisor, será menos que lo que suele cobrar)

Implícito en el precio tanto para el comprador como para el vendedor.

Comisiones

 

No se cobra comisión de apertura ni cierre, sin embargo se establece una horquilla que pueden suele estar a partir de 5 puntos.

Suele ser una cantidad fija por contrato, por ejemplo para mini-ibex se suele cobrar 1€

Dividendos

 

Comprador; asumimos el 100% de la caída de la cotización, pero sólo cobraremos el 82% del dividendo, ya que el restante 18% no se ingresa en Hacienda a nuestro nombre, sino que se lo gana el emisor de CFD.

Vendedor: neutral, pues hay que pagar el dividendo pero se recupera con la caída en la cotización.

Efecto neutral, el dividendo va implícito en la cotización.

Liquidez y horquillas

 

Liquidez muy alta pues es el propio bróker quien crea mercado y las horquillas son las que establece a modo de “comisión”

Depende del mercado, podemos encontrarnos con que no hay contrapartida.

Fututos sobre índices, muy liquidos.

Futuros sobre acciones, bastante ilíquidos.

Diversificación

 

Teniendo en cuenta la líquidez mencionada, podemos diversificar sobre diferentes activos.

Escasa diversificación al estar limitados a índices y los valores más representativos (4 o 5 en el caso de España)