Febrero ha sido un mes estupendo para los mercados, después del fuerte rebote de enero. ¿Motivo para que los inversores hayan recuperado a la calma, no? Pues no se yo a la vista de los datos que ha publicado hoy Inverco, la asociacion del sector. 

Aunque en el conjunto de la industria ha habido leves entradas netas en el mes, en los fondos de bolsa los inversores han retirado casi más dinero que en los dos últimos meses juntos. 

En concreto, las retiradas netas han superado los 1.000 millones de euros, frente a los 238 millones que salieron el último mes y los 766 que volaron de estos productos en diciembre, tras el desastre. 
 

¿Lecturas?

- La primera es clara: la gente ha vendido tras la recuperación, lo que implica que muchas carteras han reducido su riesgo y se han ido a liquidez. En monetarios entraron más de 800 millones en neto en febrero. 

- La segunda no tanto: ¿ha sido un movimiento de los inversores finales o de sus gestores / asesores? Bueno, habrá que verlo. El peso de las carteras gestionadas cada vez es mayor. Por lo que puede que hayan sido los gestores de estas carteras los que hayan aprovechado el rebote para mover el peso de las carteras que ofrecen a los clientes a un 'refugio más seguro'. 

Personalmente, me parece un movimiento lógico este que hemos visto. Ante la amenaza de replicas del terremoto que vimos en el últimos trimestre del año, es conveniente que cada cual revise su perfil de riesgo y se diga a si mismo si realmente está dispuesto a tolerar esta volatilidad que hemos visto o si mejor ponerse a cubierto. 

Y mucho mejor darle esa pensada ahora, con tranquilidad aparente en las bolsas, que cuando el mercado temblaba en diciembre. Ya se sabe eso aquello que decía San Agustín, que en tiempos de tribulaciones mejor no hacer mudanzas...