Tras el rebote experimentado por los mercados durante estos primeros meses del año los inversores se preguntan qué hacer ahora con sus carteras. En febrero ha salido más dinero de los fondos de bolsa que en los dos últimos meses juntos tal y como explicaba @kaloxa. Y ya se empiezan a oír campanas de desaceleración o... ¿recesión?

La última encuesta a analistas de Fidelity arroja un fin del optimismo y es que los analistas esperan tiempos más difíciles durante los próximos doce meses, la confianza ha descendido y como veremos a continuación más analistas hacen referencia a una desaceleración en sus sectores, aunque no apuntan a una recesión inminente. 

El indicador de sentimiento de Fidelity ha pasado de estar en el 1,6 (la lectura más elevada) en 2018 al 0,6, y el optimismo que había claramente se está desvaneciendo tal y como apuntaba Sebastián Velasco, Director General para España y Portugal de Fidelity. Este indicador es el resultado de agrupar respuestas en cinco ámbitos: lo que esperan los analistas sobre el universo que cubren en base a rentabilidad sobre el capital, en política de dividendos, en inversión empresarial, la fortaleza de los balances de las compañías y por último la confianza de los equipos gestores. A pesar de que el índice refleja datos menos optimistas que otros años todavía se sitúa en un nivel de sentimiento positivo por encima de cero. 

La confianza de las empresas deja atrás sus máximos anteriores

Si hacemos el mismo análisis por distintas regiones podemos observar que en Norteamérica, Japón, Mercados emergentes, Asia - Pacífico y Europa el indicador está ligeramente por encima de neutral salvo en China la única región dónde la confianza empresarial ha caído.

Desciende en todas las regiones...

Por sectores hay un sentimiento favorable en muchos de ellos, destacando el positivismo por el sector de atención sanitaria: "La gente puede no comprar la siguiente versión de su teléfono móvil pero no va a dejar de comprar sus medicamentos" apuntaba Sebastián. Asimismo donde menos esperanza depositada hay es en el sector de consumo discrecional, donde pesan factores como la ralentización de la demanda China, también influye lo que está ocurriendo con el sector del lujo, cuya tasa de crecimiento está cayendo y donde pesa mucho China (alrededor del 35% de los clientes del sector del lujo son turistas chinos).

... y en todos los sectores menos atención sanitaria

Por otro lado, donde sí parece haber un consenso claro es entorno a los dividendos que se van a pagar este 2019. No hay practicamente ningún sector en donde haya más de un 20% de empresas que digan que van a reducir o a no pagar dividendos. 

El crecimiento de los dividendos sigue siendo fuerte

¿Habrá recesión?

Quizás sea una de las preguntas que más se están plateando los inversores en los últimos tiempos: ¿tendremos recesión? En el gráfico que aparece a continuación vemos la diferencia en el número de analistas que ha dicho que habrá recesión este 2019 (la barra en color naranja) entorno a un 3%, y los que no.

Sigue habiendo una mayoría de analistas que piensan que el ciclo está en una fase de expansión madura. Asimismo es cierto se ha pasado del 12% hasta un 30% el porcentaje de analistas que piensan que estamos en una fase de desaceleración.