El pasado viernes Manuel Arroyo, Director de Estrategia de J.P. Morgan Asset Management para España y Portugal, presentó las perspectivas y estrategia de la firma para el segundo trimestre de 2019. En este artículo voy a plasmar las principales ideas sobre la visión que tiene la gestora para la economía y los distintos activos.

Visión macro

Desde el punto de vista macro, el mercado a finales del año pasado descontaba una alta probabilidad de recesión a nivel global. Aunque se ha evitado este escenario el crecimiento se ha descelerado y, tal y como han apuntado desde la gestora, hay que mantener la cautela.

De cara a los próximos meses creen que se va a producir una recuperación "Un aspecto positivo de la economía global es que sigue creando empleo y esto es algo clave", comentaba Manuel Arroyo. 

La politíca fiscal y monetaria va a ser otro de los puntos clave en los próximos meses. En muchos casos la inflación sigue por debajo de los objetivos de los bancos centrales y esto se traducirá en tipos bajos durante más tiempo. 

Estados Unidos

Lo más importante que ha ocurrido este trimestre ha sido el cambio de discurso de la Fed, que reconoce en sus declaraciones una menor tasa de crecimiento. El mercado está interpretando la declaraciones de la Reserva Federal como una bajada de tipos de interés en su próximo movimiento. Sin embargo, este año la Fed no tocará los tipos de interés y lo más probable es que su próximo movimiento sea una subida en 2020, según afirman desde la gestora. 

El impacto del cambio de discurso de la Fed sobre el mercado de renta fija supone que la TIR del bono a 10 años se moverá en un rango en lugar de subirse gradualmente, que es lo que decontábamos.

Lo que sí es un factor de riesgo es que los indices de investment grade se están deteriorando y más del 50% de las emisiones están en los escalones más bajos de calificación.

En lo que se refiere a recesión, la inversión de la curva de tipos en EE.UU ha sido un buen indicador de recesión económica. Tal y como comenta Arroyo, siete de las últimas ocho veces después de invertirse la curva ha venido una recesión. "Lo que mucha gente no sabe es que hay un retraso de año y medio a dos años de media, lo que no quiere decir que vaya a producirse una recesión de manera inminente".

Además, en EE.UU es posible que se siga creciendo por encima de la media, alejándose el riesgo de recesión.

China

China ha sido el principal contribuidor al crecimiento global, representa algo más del 1% de la cifra global. La desaceleración de China tendría un impacto de hasta medio punto del crecimiento global si cayera dos puntos.

Parece que se va a llegar a un acuerdo con el Gobierno americano, aunque lo que está claro es que la rivalidad no desaparecerá. El factor de riesgo de la guerra comercial está disminuyendo lo que tendrá un aspecto positivo a nivel macroeconómico.

En definitiva, desde la gestora creen que China va a crecer casi un 7%.

Europa

En Europa la gran incertidumbre son los cambios políticos. No obstante, anticipan un crecimiento algo superior al 1%. De hecho, los indicadores de PMI son consistentes con ese número, ya que en abril han mejorado aunque las cifras son muy bajas si se compara en términos históricos. El consumo sigue siendo un factor positivo de crecimiento y se continúa creando empleo.

Cómo posicionarse en los mercados

En lo que se refiere a cambios en cartera, desde la gestora consideran que EE.UU sigue siendo el mercado más atractivo. Además, también encuentran oportunidades tanto en renta variable como en renta fija de mercados emergentes.