Es uno de los hombres de negocio más poderosos de México y le ha pillado el gusto a la bolsa española. Después de protagonizar la mayor operación inmobiliaria de la bolsa española con la compra de Axiare por parte de Colonial (tiene el 25%) o suscribir la enésima inyección de fondos a Prisa (posee el 4%), ahora busca convertirse en un peso pesado de la restauración.

Carlos Fernández González, el miembro del consejo de Banco Santander con más acciones (0,11%) tras la familia Botín, quiere sacar a bolsa en España su empresa polaca Amrest Holdings, el vehículo a través del que gestiona 1.600 restaurantes de franquicias como KFC, Pizza Hut (propiedad de Yum brands y ahora bajo la esfera de Telepizza). No obstante, su principal activo y buque insignia es La Tagliatella. 

Un grupo de 2.300 millones

 

Fernández González es el cerebro detrás de Finaccess, el holding de inversiones de los antiguos dueños de cervezas Coronita y Modelo, que es quien controla Amrest a través de una sociedad holandesa. Solo sus participaciones en Santander (0,11%), Colonial (19%) y Prisa 4%) están valoradas en unos 900 millones de euros.

Con sede en Polonia, el nuevo grupo saldrá a cotizar en las Bolsas de Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao mediante un listing (cotización directa sin venta previa de acciones) aunque ya lo hace en Varsovia. Otros socios de Amrest son Nationale Nederlanden, Artal, Aviva y el consejero delegado Henry McGovern (10%).

Tras la aprobación de sus órganos de gobierno, Amrest ha aprobado un split de sus acciones en proporción de 10 nuevas por cada 1 antigua con el objetivo de dar más liquidez a la compañía en su nueva etapa en bolsa. La compañía polaca ya cotiza en la bolsa de aquel país, aunque lo hace en zlotys y ahora quiere hacerlo en euros. Al cambio, su valor en bolsa actual se sitúa en torno a los 2.300 millones de euros.