¿Cuál es la mayor ventaja de cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB)? Xavier Casajoana, consejero delegado de Voztelecom; Sisco Sapena, presidente de Lleidanet, y Javier Ruiz de Azcárate, de Catenon, han protagonizado este martes el desayuno organizado por la boutique financiera Udekta con la colaboración de Finect para contar sus experiencias como compañías cotizadas, las ventajas y desventajas de cotizar en el MAB, el segmento para empresas en expansión de la Bolsa española (BME).

¿Cuál es el motor que las impulsa? ¿Qué estrategias siguen las diferentes firmas? ¿Qué oportunidades les genera cotizar en bolsa? ¿Y riesgos? Estas son algunas de las cuestiones que se han tratado en la mesa de debate moderada por Vicente Varó @Kaloxa y que puedes volver a ver en el vídeo.

“Cuando estás cotizando en un mercado y eres una pyme, el primer efecto de cotizar es que nos despista. Ese proceso de maduración hace que tienes que centrarte en lo que importa: ganar dinero”, reflexiona Sisco Sapena, presidente y fundador de Lleidanet, que cotiza en el MAB desde octubre de 2015 y se ha convertido en un actor único en el negocio de la certificación vía SMS.

"España tiene medio millón de pymes. Se financian con bancos, una financiación mala y cara. Estas compañías tienen más riesgo. Aquí no se ven inversores especializados en este tipo de empresas", apunta Javier Ruiz de Azcárate, presidente de Catenon, empresa que se dedica al reclutamiento de talento y que cotiza desde 2011.

“Nuestro objetivo no es ocupar el puesto de grandes operadores, sino nacer en un nicho y desarrollar bien este nicho en el que los grandes operadores tienen dificultades para llegar (...) Para nosotros hay una oportunidad a corto-medio plazo de crear ese gran operador de comunicaciones para empresas en un #mercado muy atomizado. Estamos en ello", dijo en el encuentro Xavier Casajoana, consejero delegado de VozTelecom, que cotiza en el MAB desde 2016 y cuenta con accionistas institucionales como Inveready.

Pese a que la condición de empresa cotizada abre puertas, mejora la gobernanza de la empresa e incrementa la visibilidad comercial de una empresa, las empresas cotizadas en el MAB también expresaron las desventajas como la falta de liquidez, de incentivos fiscales para la inversión en este tipo de compañías o de la visibilidad del mercado entre los propios inversores.