El ahorrador conservador está en el punto de mira y por eso ayer elEconomista organizó una jornada en la que abordaron diferentes temáticas bajo el marco "Ahorro e inversión con bajos tipos de interés". Durante el evento tuvo una mesa de debate con la participación de Victor Alvargonzález, fundador de Nextep Finance; Ignacio Perea, director de Inversiones de Tressis; Francisco Quintana, director de Estrategia de Inversión de ING; Jesús Sánchez-Quiñones González, consejero Director General de Renta 4 y Aitor Jauregui, responsable de BlackRock para España, Portugal y Andorra.

Desde Finect acudimos ayer al evento y aquí resumimos algunos de los puntos claves:

¿Cómo hacer entender al ahorrador conservador que tiene que asumir más riesgo?

"El problema no es el inversor que se va a encontrar con una rentabilidad del 1,4% el año que viene después de haber ganado un 5% este año. El verdadero drama del ahorro español, es la cantidad de ahorradores que van a mantener su dinero en la cuenta corriente. El punto fundamental es hacerles entender que se están comiendo su capacidad de ahorro" explicaba Francisco Quintana.

Jesús Sánchez-Quiñones quiso recalcar que estamos en una situación anómala de tipos de interés bajos que va a durar mucho tiempo y que el inversor que quiera mantener su poder adquisitivo va a tener que asumir algo más de riesgo. Por ello, apuntaba: "Hay que hacer ver al cliente que no debe asumir más riesgo del que le permita dormir tranquilo porque si no va a vender en el peor momento. Es muy importante definir su nivel de riesgo y no cambiarlo en función de lo que ocurra en los mercados". 

Para Aitor Jauregui, la educación financiera adquiere un papel clave: "Es fundamental convertir a ahorradores en inversores sobre todo cuando lo hacen para largo plazo y de cara a complementar la jubilación. El papel de la renta fija ha cambiado, más de un tercio de todos los bonos están en tasas negativas. Hay que seguir educando, será el asesor financiero el que determine según el horizonte temporal y el riesgo que tolera cada inversor cuál es el peso de esta en cartera".

Desde el punto de vista de Ignacio Perera, la situación de intervención de los bancos europeos ha desvirtuado el paradigma colocando a los inversores en una situación artificial a la que no están acostumbrados. "Antes teníamos una serie de instrumentos dentro del menú para construir las carteras y de repente hay una parte de estos instrumentos que empiezan a ser un coste. Hay una parte de la curva en la que si uno se compra un bono y se sienta a esperar hasta vencimiento le cuesta dinero".

"A veces no es que te desplaces es que te desplazan", añadía Victor Alvargonzález. "El mercado de bonos europeos está exactamente igual e incluso peor en cuanto a nivel de interés que estaba Japón hace años. Tenemos un espejo de lo que pasó en esta economía. Los tipos bajos no durarán un año o dos, sino que pueden acompañarnos 10, 12, 15 años, eso te desplaza y te impulsa a tomar medidas, te tienes que jubilar".

¿Cuánto os preocupa el actual escenario de renta fija?

"Nos preocupa el hecho de que al ahorrador español le van a obligar a buscar alternativas, teniendo en cuenta que por cada persona que invierte hay siete en cuentas corrientes. La renta fija era la piscina en la que nadar antes de lanzarse al mar", explicaba Francisco Quintana. "Existen alternativas en renta fija, hay que abrir el abanico", afirmaba. 

Los tipos negativos han venido para quedarse en Europa, al menos hasta 2022, explicaba Aitor Jauregui. "Dentro del mundo de la renta fija se puede diversificar. En los bonos americanos de larga duración hay valor y pueden llegar a proteger ante caídas de los mercados. En el caso de la deuda corporativa europea sigue habiendo valor y, siendo muy selectivo, también en deuda emergente".

Por su parte, Jesús Sanchéz opinaba que para conseguir rentabilidad hay que sufrir oscilaciones y que la primera pregunta que debería hacerse una persona es para qué quiere invertir y una vez definidos los objetivos establecer distintos plazos para alcanzarlos.

"Renta fija no es sólo el bono alemán. Renta fija es un gestor activo que puede aplicar diferentes estrategias en distintos ámbitos", añadía Ignacio Perea.

"Lo que va a ser difícil ahora es ganar dinero de manera conservadora. Ahí si que van a estar los fondos de renta fija que sepan moverse y van a estar sobre todo los mixtos. El mixto flexible que sepa hacer las cosas merece que le paguen", explicaba Victor Alvargonzález.

 

¿Tienes un depósito? Averigua con que fondos ganar más.: