Era de una de las grandes incógnitas empresariales tras el cambio de Gobierno el pasado junio y se acaba de despejar. Aena, el dueño de los aeropuertos españoles, acaba de presentar su plan estratégico para los ejercicios 2018, 2019 y 2020. La reacción de los inversores ha sido muy negativa y la acción de Aena cayó un 4,7% en bolsa, hasta 139 euros, su nivel más bajo desde marzo de 2017.

El nuevo plan llega con cuatro meses de retraso tras el cambio en la dirección de la empresa ordenada por el Gobierno de Pedro Sánchez y el titular de Fomento, José Luis Ábalos. El relevo de Jaime García-Legaz por Maurici Lucena ha provocado que el segundo mayor accionista de la compañía (The Children Investment Fund) haya reactivado las ventas de sus acciones este verano, acelerando la caída en la cotización.

Desaceleración de pasajeros

 

AENA, controlada por el Estado en un 51% a través de la sociedad EnAire, ha aprobado mantener el pay-out (porcentaje de los beneficios destinados a dividendo) en el 80%, una de las incertidumbres que pesaba sobre la empresa desde el cambio de Gobierno como contó @CarmenAlba  

EnAire, la empresa pública propietaria de las acciones, ha recibido más de 5.400 millones de euros en dividendos por su participación desde su salida a bolsa y unos 4.900 millones por la venta de acciones en la OPV de 2013. Entre 2019 y 2020 ingresará 1.500 millones de dividendo.

En su plan 2018-2020, el propietario de Barajas o El Prat estima una desaceleración de su crecimiento y comunica que para el ejercicio 2019 prevé que el volumen de pasajeros en la red de aeropuertos gestionados crezca un 2% frente al 5% actual. Esta previsión de freno al crecimiento del grupo y la ausencia de planes de crecimiento alternativos están lastrando su cotización este miércoles.

La compañía de infraestructuras ha llegado a perder más de 5.000 millones de euros de valor en bolsa (-20%) en estos cuatro meses, recortando el valor de las acciones en manos estatales desde algo más de 13.000 millones a poco más de 10.000. Buena parte de la culpa de ese comportamiento está en las ventas de TCI, el mayor accionista privado de la empresa, que ha vendido títulos por valor de 826 millones de euros desde enero.

¿Cuánto he ganado o perdido con mis acciones?: