Las cifras mensuales de desempleo en Estados Unidos, la subida del IPC, el repunte de los precios del petróleo o los mayores plazos de entrega de los bienes intermedios han hecho subir la temperatura del termómetro de la inflación. Eso, sin olvidar que tras años de exportar deflación (costes de producción y salarios contenidos), los costes de producción en China han empezado a subir.

Lo cierto, es que, a excepción de la caída de 2020 a consecuencia de la crisis del Covid-19, la inflación en España no ha dejado de subir desde 1999. Y aunque, las previsiones todavía se sitúan lejos de la tasa del 2% deseada por los bancos centrales, el Banco de España ha elevado su perspectiva para este indicador desde el 0,6% que estimó en diciembre hasta el 1,4%. Mientras que para 2022 y 2023 proyecta subidas del 0,8% y del 1,2%, respectivamente.

Y no hay que olvidar que sea cual sea el nivel, la subida generalizada de los precios hace que año a año el dinero valga menos. Es más, con el nivel del 2% deseado, 10.000 euros parados y un ahorro adicional de 300 euros al mes, tras 10 años se pueden llegar a perder hasta 8.000 euros de poder adquisitivo, según la herramienta de cálculo de inflación de Finect.

Para evitar esa perdida, según Allianz, la mayoría de las cuentas de ahorro no son suficientes, al no ofrecer en muchos de los casos más de un 0% de interés. Para poner a trabajar ese dinero y lograr superar esa temida inflación la aseguradora ofrece, entre otras opciones, los Unit Linked

Los Unit Linked son seguros de vida ligados a fondos de inversión, que permiten ahorrar e invertir a la vez que se suscribe un seguro de vida. Así, una parte de la inversión se destina al pago de la prima del seguro, y el resto del capital se invierte en una cesta de fondos de inversión.

El ahorrador es quien decide la cantidad que quiere invertir, cómo se distribuye el capital en función de sus expectativas de rentabilidad, así como los riesgos que está dispuesto a asumir. Teniendo en cuenta que, como con cualquier otro producto, a mayor riesgo, mayor expectativa de rentabilidad.

Además, con los Unit Linked de Allianz desde 50 euros al año, el inversor dispone de un asesor certificado que le ayuda a seleccionar los mejores fondos de inversión multiactivos para conseguir la máxima rentabilidad asegurándose siempre de formar una cartera bien diversificada y de ajustar el riesgo en función de su situación personal y necesidades. También, puede elegir realizar una aportación única o ir ahorrando poco a poco de manera periódica, y si no le convence retirar su dinero a partir del segundo mes sin penalizaciones.

Una ventaja adicional de los Unit Linked es su fiscalidad.  Al tener la consideración de un seguro de vida, no se pagan impuestos sobre el dinero invertido hasta el momento del rescate. Y en el caso de retirar el capital, tributa en el IRPF como rendimiento de capital mobiliario.