Berkshire Hathaway HomeServices, comienza a operar hoy en España de la mano de Larvia, una alianza con la que pretenden posicionarse como el líder en el mercado de vivienda de lujo de segunda mano y obra nueva en España. Actualmente cuentan con tres oficinas, dos de ellas en Madrid y una en Barcelona. Durante el próximo año las previsiones de la firma son duplicar su tamaño en ambas regiones así como en otras dónde la demanda lo requiera.

 "Estamos en un momento de transición en el mercado español, las cosas están bien aunque podrían ir mejor si existiera una estabilidad política sea cual fuera el color. No creo en absoluto que exista una burbuja inmobiliaria y tenemos mucho trabajo que hacer, muchos jóvenes tienen dificultades para acceder a la vivienda" apuntaba Rabassa, CEO de Berkshire Hathaway HomeServices LARVIA.

El objetivo es expandirse por todo el arco mediterráneo, las islas Baleares y Canarias y aspiran a facturar 5 millones de euros en 2020. Asimismo en los próximos 5 años esperan multiplicar la facturación por 12. 

Actualmente el volumen de cartera asciende en Madrid a 230 referencias de vivienda de segunda mano y en Barcelona a 70. No obstante la firma crece a un ritmo sorprendente tal y como apuntaba Rabassa. Ya cuentan con oficinas en lugares como Berlín, Fráncfort, Londres, Milan o Dubai y el viernes estarán operativos en Lisboa, Oporto y Algarve. Además dentro de su plan estratégico ya figuran otras regiones como Bruselas, Amsterdam, Estocolmo o Tokio. 

De esta manera la llegada de la inmobiliaria de Buffett persigue una relación bidireccional de forma que desde España también se puedan adquirir viviendas en el extranjero. 

"España ha sido una prioridad para nuestra expansión global, y no podríamos estar más felices de entrar en el mercado español con una compañía como LARVIA" afirmaba Gino Blefari, Chairman de Berkshire Hathaway HomeServices. 

Desde la firma han querido dejar claro que no han venido a España por una oportunidad concreta sino que han venido para implementarse en nuestro país. "España es un punto de atracción para todos los clientes internacionales, la mayoría buscan disfrutar de vacaciones, nuestra cultura y clima" explicaba Rabassa.