Beatriz Catalán nos explica las 3 premisas que han conseguido que cerremos el primer semestre del año con un balance muy positivo en los mercados financieros globales:  

  • Desaceleración económica pero no recesión.
  • Bancos centrales en pausa.
  • Rendimiento de los bonos en niveles muy bajos.

Nos mantenemos positivos para la segunda parte del año. En renta fija cada vez va a ser más difícil encontrar rendimiento, así vemos oportunidades en Italia, deuda corporativa y bonos de mercados emergentes. En lo que se refiere a renta variable vemos un mercado más favorable para la selección de valores, seguimos apostando por carteras diversificadas. Podéis consultar las perspectivas completas para el segundo semestre a continuación: