Renta 4 Gestora
Renta 4 Gestora
Nuestra visión sobre la Renta Fija

Nuestra visión sobre la Renta Fija

La deuda pública americana a 10 años ha pasado del 1,75% a 1,20% y la alemana del -0,10% al -1,40%, movimientos en tipos de interés que según Ignacio Victoriano, responsable de Renta Fija de Renta 4 Gestora, “son los típicos que se producen cuando se llega a una fase final de crecimiento o empezamos a cambiar el sesgo de la política monetaria”. Según su visión, la bajada de tipos de interés a largo plazo y el aplanamiento de la curva significan que los mercados están descontando una Fed dura y que los datos de crecimiento no van a ser tan buenos como se esperaban. “De momento a la renta fija le ha afectado poco pero en las bolsas sí hemos visto más volatilidad y caídas significativas en algún momento y una inflación que sigue siendo importante”, añade. 
¿Tenemos que preocuparnos? Los indicadores de confianza más avanzados han empezado a retroceder, si bien es cierto que veníamos de los niveles más elevados de la década. De hecho, ese optimismo que había con las reaperturas de las economías “posiblemente haya tocado techo, pero no hemos visto cambios importantes en la confianza de los consumidores ni en la demanda laboral, y los datos de beneficios empresariales conocidos hasta ahora no están defraudando”, observa. 
Dadas estas reflexiones, las perspectivas del equipo de Renta Fija de Renta 4 Gestora para este y el próximo año es que el crecimiento en las economías avanzadas, y en concreto en EEUU, estará por encima de la tendencia a largo plazo que había. Por lo tanto, “el crecimiento no está aflojando, simplemente volviendo a su tendencia natural”.
En cuanto a la variante Delta del coronavirus, en EEUU todavía no hay incidencia importante y es una incógnita como repercutirá a economías emergentes que todavía no se han visto afectadas por esta variante. Lo que está claro es que la letalidad de la variante y el número de hospitalizaciones no es muy preocupante, al menos en los países con avanzada vacunación y en los que las autoridades no están por la labor de implementar nuevos cierres, creen nuestros expertos. “Va a ser durante las próximas semanas una variante importante que generará ruido y volatilidad en los mercados, pero no lo vemos ahora mismo como causa a medio plazo de que pueda cambiar la tendencia de los mercados”, afirma Ignacio Victoriano.
En cuanto a los datos de inflación vistos como efecto de la subida de las materias primas y de los cuellos de botella que se están produciendo por el lado de la producción, de momento es un poco precipitado sacar conclusiones sobre cómo de transitorio va a ser  y si pasado el efecto de la reapertura de la economía, vamos a seguir teniendo o no inflación.  “Habrá que esperar a la vuelta del verano, sobre todo a los datos en Estados Unidos, para saber si va a haber un cambio más permanente de la inflación a largo plazo. Hasta ahora los datos han indicado que es un efecto transitorio”.
En cualquier caso, el dato que ha exagerado más esta corrección, “porque el coronavirus preocupa pero no para que el tipo americano a 10 años se caiga medio punto”, aclara Victoriano, son los factores técnicos. “A principios  de año los inversores, incluidos nosotros, abrimos posiciones bajistas en deuda pública, sobre todo en Estados Unidos, y ahora nos hemos encontrado con problemas en el Congreso para subir el techo de gastos”, de ahí que la emisión de bonos haya sido inferior a la esperada y eso ha exagerado el precio de los bonos. 
En cualquier caso, todo esto no cambia la visión de nuestro equipo de Renta Fija, que cree que la incertidumbre de la variante delta y las correcciones pueden retrasar un poco la recuperación, pero va a haber oportunidades el próximo mes para ir reduciendo la duración del fondo, vía coberturas. 
Respecto al Renta 4 Valor Relativo, su co gestora Carmen García asegura que se va a mantener la estrategia de los últimos meses: niveles de liquidez en torno al 8% a la espera de correcciones, la cartera muy centrada en subordinados e híbridos con plazos muy cortos, mantenimiento del nivel de riesgo en el perfil bajo con duración corta, se conserva la inversión en  high yield, largos en crédito frente a la deuda pública alemana, cortos en bonos a 10 años de EE.UU. y largos de bonos ligados a la inflación, principalmente en Italia. Y en cuanto a la divisa, está cubierta tanto en dólares como en libras. 
En el caso del Renta 4 Renta Fija, también estamos en el rango bajo en duración. Con un peso de la las empresas con rating  high yield del 8%, un 2,9% en híbridos corporativos y un 5,4% en subordinados financieros. En cuanto al Renta 4 Foncuenta, las empresas high yield pesan el 11%, los híbridos corporativos el 1% y un 2% subordinados financieros.  
En cuanto a si es buen momento para entrar en fondos de Renta Fija, Ignacio Victoriano cree están bien posicionados y si bien no esperan que la segunda parte del año sea tan positiva como ha sido la primera, todavía seguirá dando una rentabilidad aceptable. 
Consulta las fichas de nuestros fondos de inversión de Renta fija. Renta 4 Foncuenta y Renta 4 Renta Fija coinciden en estar destinados a inversores conservadores y se diferencian en su duración, el primero a 18 meses y el Renta Fija a 24 meses. En cuanto al Renta 4 Valor Relativo (3,56% en el año), es un fondo 100% Renta Fija pero con gran flexibilidad en duración, rating o tipología de activos. 

Este post se ha publicado originalmente en el blog de Renta 4 Gestora de Rankia

0 ComentariosSé el primero en comentar
User