Renta 4 Gestora
Renta 4 Gestora
La esperanza de las vacunas impulsa con fuerza a los mercados a final del año

La esperanza de las vacunas impulsa con fuerza a los mercados a final del año

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar
  • El precio del bono alemán, activo refugio de referencia en Europa, retrocedió, aumentando su rentabilidad desde los niveles de octubre

La esperanza de las vacunas impulsa con fuerza a los mercados a final del año

Los mercados financieros registraron el pasado mes uno de los mejores meses de noviembre de su historia, con fuertes subidas en la renta variable, especialmente de los sectores más cíclicos, mientras que en los mercados de crédito veíamos fuertes reducciones en los spreads (prima de riesgo o coste de asegurar el riesgo de crédito).

Igualmente, y como reflejo de esta apuesta por el riesgo, el precio del bono alemán, activo refugio de referencia en Europa, retrocedió, aumentando su rentabilidad desde los niveles de octubre, mínimos registrados desde el mes de marzo. Si bien este movimiento se vio contenido por la política monetaria del BCE, con algún miembro de la institución ya mostrando su preocupación sobre un posible incremento prematuro de la pendiente de la curva de tipos.

 

Por su parte, la rentabilidad de la deuda periférica europea continuó reduciéndose y, por tanto, registrando un importante descenso de la prima de riesgo frente a Alemania, gracias también al apoyo del banco central y a pesar de los importantes déficits públicos y necesidades de financiación que tienen actualmente estas economías. Destacar que la prima de riesgo italiana ya se sitúa por debajo de los niveles pre-pandemia.

Detrás de este positivo comportamiento estuvieron principalmente los buenos datos sobre la eficacia de las distintas vacunas que se están desarrollando contra el Covid-19. Así, Pfizer y BioNTech anunciaron unas cifras de efectividad del 95% y Moderna del 94,5%, muy por encima del 50% requerido por la FDA estadounidense y de lo que se esperaba alcanzar, en cualquier caso.

Estas buenas cifras de eficacia han permitido que los inversores comiencen a ver el final del túnel y, aunque todavía queda mucho para que se consiga una inmunización frente al virus, por lo menos se ha podido poner un suelo, eliminando los peores escenarios y situando ya hacia mediados del próximo año la inmunización de una gran parte de la población.

Este optimismo ha contrarrestado la preocupante aceleración en el número de contagios y la imposición de nuevas medidas de restricción del movimiento en la mayoría de los países europeos, medidas que han conseguido frenar la aceleración de la segunda ola de esta pandemia, aunque la situación de cara a las Navidades es todavía complicada, pero que han supuesto un importante lastre para el sector servicios.

Así lo recogen los índices PMI de gestores de compra, que en noviembre señalan que el sector servicios se contrajo al ritmo más fuerte registrado desde el pasado mes de mayo. Igualmente, aunque el sector manufacturero se mantuvo en expansión, su actividad se desaceleró expandiéndose al ritmo más lento desde el mes de julio. Con esto, es previsible que la Eurozona registre una nueva contracción del PIB en el último trimestre del año, con Francia, Italia y España registrando el peor castigo.

  •  Estas buenas cifras de eficacia han permitido que los inversores comiencen a ver el final del túnel

La otra gran noticia de noviembre fue el fin de la incertidumbre sobre las elecciones presidenciales estadounidenses, a pesar de que el resultado de las mismas fue muy empatado y el presidente saliente, Trump ha sido reticente a reconocer su derrota. Finalmente, ganó las elecciones el candidato demócrata, Joe Biden, aunque lejos de alcanzar la “ola azul”. Fue la victoria demócrata en el Ejecutivo y ambas cámaras del Congreso, que se contemplaba en las apuestas, perdiendo escaños en la Casa de Representantes y con la posibilidad todavía abierta de que los Republicanos mantengan el control del Senado.

Con un Congreso dividido se reduce la amenaza de subidas de impuestos y de un incremento de la regulación implícitos en la victoria demócrata de Biden, pero también se complica la aprobación de un fuerte incremento del gasto público que contemplaba la candidatura demócrata, y por ello el ligero aplanamiento de la curva de tipos americana al que asistimos en noviembre, en clara contraposición al movimiento de los tipos en Europa.

Por otro lado, los buenos datos de efectividad de las vacunas no cambian las expectativas de que los bancos centrales sigan apoyando a los mercados financieros con sus programas de compra de activos, que estarán presentes durante, al menos, gran parte de 2021.

Por tanto, vemos un mercado de renta fija en 2021 muy soportado por la actividad del banco central, que esperamos que con sus compras pueda absorber totalmente el incremento en la emisión de deuda pública que deben llevar a cabo los gobiernos europeos para financiar los importantes déficits fiscales a los que se enfrentan.

En esta línea, desde el departamento de Renta Fija de Renta 4 Gestora, creemos que, a pesar de la reducción en la prima de riesgo la deuda pública de la Europa periférica, tiene algo más de recorrido gracias al apoyo del banco central. Igualmente, en crédito, a pesar de que las valoraciones de los bonos Grado de Inversión están muy ajustadas, estos seguirán apoyados por las compras del banco central, por lo que vemos poco riesgo a la baja.

creemos que todavía hay cierto margen de mejora en la categoría high yield, si bien continuamos siendo muy selectivos a la hora de invertir en estos bonos, favoreciendo entrar en esta categoría mediante subordinación, esto es deuda corporativa subordinada de empresas grado de inversión.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User