Stop Loss, ¿son realmente necesarios?

Stop Loss, ¿son realmente necesarios?

0
Me gusta
1
Comentar
Guardar

 

Sorprendentemente, llama la atención que todavía a día de hoy, sigue habiendo una gran controversia y polémica a la hora de utilizar el Stop Loss. La realidad es que el Stop Loss es una herramienta que a todos los traders e inversores no nos gusta utilizar, principalmente debido a que su activación significa una pérdida económica y por ende, un dolor emocional. No obstante y como cualquier cosa en la vida, no todo es blanco o negro, por lo que a continuación analizaremos si su uso está justificado y en el caso de estarlo, en que coyunturas lo está más.

 

Los contras:

 

- La utilización del Stop Loss es similar a jugar al póker mostrando nuestras cartas al resto de jugadores de la mesa. Al usar el Stop Loss, estamos haciendo pública nuestra estrategia ya que estamos indicando el nivel máximo de pérdidas al que estamos dispuestos a llegar en la operación. Esta información nuestra y de otros millones de operadores independientes y profesionales, sirve de gran ayuda a operadores institucionales. Ellos se nutren de esta información para elaborar estadísticas que les ayudan a la hora de diseñar su estrategia en la próxima entrada al mercado.

 

Posible solución: hacer una correcta gestión avanzada del riesgo

 

- La mayoría del tiempo los mercados se mueven dentro de un rango de precios. Esto significa que muchas veces si utilizamos el Stop Loss, el precio tocará nuestro Stop Loss y posteriormente se dirigirá nuevamente al punto en el que abrimos la operación, o lo que es lo mismo, tendremos la falsa sensación de que si no hubiéramos utilizado el Stop Loss, nos habríamos ahorrado tanto el dinero del Stop Loss como el mal rato haber perdido ya que el precio ha vuelto al mismo nivel al que abrimos la operación.

 

Posible solución: no operar hasta que se rompa el rango o alejar el Stop Loss fuera del rango pero, reduciendo el apalancamiento y el número de contratos en el caso de los derivados, o el volumen de la operación en el caso de que el activo sean acciones. De esta manera tendremos más margen de movimiento del precio, y además mantendremos el mismo nivel de riesgo definido en nuestra estrategia. Nuestra recomendación es un riesgo de en torno al 1% como base por operación, que se podrá ajustar dependiendo del plazo en el que operemos.

 

Los Pros:

 

- A pesar de que operar sin utilizar Stop Loss es mucho más fácil y se gana mucho más dinero….esto es solo a corto plazo, evitar su uso hará que a largo plazo perdamos los beneficios previos y mucho más. Esto se debe principalmente a lo comentado anteriormente, mientras el precio esté dentro de un rango, tendremos muchas oportunidades de cerrar nuestra operación en beneficios, mientras que si utilizamos el Stop Loss posiblemente, si la operación no va bien desde el principio, esta toque rápidamente el Stop Loss y se genere una perdida. Sin embargo a largo plazo, operando sin Stop Loss, tendremos una falsa sensación de seguridad y de que estamos haciendo las cosas bien, y cuando el precio rompa el rango, si la dirección no es la que hemos pronosticado en nuestra operación, con una sola operación perdedora perderemos todo lo ganado previamente y mucho más, pudiendo incluso llevar la cuenta a margin call ya que no seremos capaces de cerrar la operación manualmente, por creer erróneamente que el precio volverá de nuevo al nivel de entrada. Su uso evitará bancarrotas.

- Al usar el Stop Loss estamos predefiniendo el nivel máximo de pérdidas que estamos dispuestos a asumir. Esto, aunque parezca un detalle irrelevante, nos da tranquilidad y seguridad ya que en el peor de los casos no perderemos más de lo que hayamos definido previamente en nuestra estrategia. Esta sensación de tranquilidad y seguridad, hará que se reduzca nuestro nivel de nervios, estrés y ansiedad, lo que nos ayudará psicológicamente a que hagamos mejores y más precisas las entradas al mercado.

 

Conclusiones: aunque a primera vista, o mejor dicho a corto plazo pueda no parecerlo, el Stop Loss es un mal necesariosobre todo para estrategias de trading a corto o medio plazo que operan apalancadas. Su uso requiere de más destreza y precisión operando, pero a la larga evitará bancarrotas. Para estrategias a largo plazo o de value investing con acciones, es decir que operan sin apalancamientose puede reducir sustancialmente el uso de los Stop Loss combinandolo o sustituyéndolo cuando proceda, por coberturas o técnicas avanzadas de hedging.

 

Fuente: NeoTrading.es

 

¿Te ha gustado el artículo?, si es así y además estás buscando un bróker fiable y con buenos precios, nosotros te recomendamos este bróker

 

¡Si te ha gustado el artículo, no te "empanes" amig@ y colabora con el blog, comparte en redes sociales y recomienda el artículo a todo el mundo!  

0 ComentariosSé el primero en comentar
User