Este popular dicho de wall St parece que este año ha querído hacer acto de resencia con fuerza en los mercados. Los bajistas no tenminan de darse por vencidos y han resucitado con fuerza este mes. ¿Estamos en un importante triple techo de mercado en el mercado? puede ser pero no es el escenario que considero más probable.

  

El mercado está pasando por un cada vez más largo proceso lateral y finalmente estos largos procesos laterales suelen finalizar con continuación alcista.

  

¿Significa esto que junio va a ser alcista? para empezar conviene recordar que junio es uno de los peores meses del año y la pauta que ha realizado Wall St que se llama envolvente bajista suele desembocar en que haya continuación de las caídas en el mercado.

  

El canal en el que se mueve el mercado sigue siendo propio de una tendencia claramente alcista.

  

 Las probabilidades de que caídas adicionales sean el comienzo de un gran mercado bajista son ahora inferiores que cuando se produjo la caída de fin de año y algo de caída adicional podría desembocar en la formación de una de las figuras más alcistas del mercado como es un HCH invertido.

  

 Es de extrañar que con la importante caída del mes esto se haya trasladado tan poco al mercado en forma de incremento de volatilidad lo que significa una muestra de ausencia de miedo.

  

Es cierto que los inversores individuales si que han mostrado algo más de miedo.

  

La encuesta de investors intelligence da muestras de optimismo.

  

El ratio put/call ha subido pero no da muestras de miedo extremo.

  

 La curva de tipos se está invirtiendo en casi todos los plazos pero esto puede ocurrir más de un año antes del comienzo de mercados bajistas.

  

Europa, salvo el caso del CAC francés no ha vuelto a los máximos del 2018.

  

 La situación macro no nos está dando todavía indicios de una inminente recesión y la probable continuación bajista durante junio podría suponer la mejor oportunidad del año para incorporarse al mercado alcista, siendo conscientes de que todavía no hemos visto un ajuste del mercado alcista que comenzó en 2009, tan solo paradas intermedias, el mercado alcista está muy maduro y estas incorporaciones al mercado deben hacerse con una visión de no más de un año pensando que la guerra comercial puede desembocar en recesión en unos pocos trimestres y habiendo economistas apostando ya por bajadas de tipos.

 Si las caídas del mes que empieza son igual o mayores que las que hemos visto en mayo y junio también cerrara en mínimos tendríamos que plantear con más seriedad la posibilidad de un techo relevante que se confirmaría con la pérdida de los mínimos de diciembre.