Una Renta Vitalicia constituida sobre un inmueble, es un contrato mediante el cual el comprador adquiere la vivienda de una Persona Mayor a cambio del pago a ésta de una Renta mensual durante el resto de su vida, a la vez que aquélla continuará manteniendo el derecho de uso y disfrute del inmueble hasta su fallecimiento o hasta su renuncia voluntaria al mismo.

 

Es una fórmula destinada principalmente a las Personas Mayores de 65 – 70 años, propietarios de pisos, y que deseen vivir lo mejor posible con sus propios recursos económicos. Serán aquellas Personas que quieran obtener la máxima rentabilidad de su Patrimonio Inmobiliario y todo ello, sin perder la referencia que supone seguir viviendo en su casa.

 

http://www.gruporetiro.com