Sin duda la subasta del día 20 da mucho que pensar.

En las letras a 12 meses se han conseguido 4.224,9 millones de euros, el mayor volumen que se emite en papel a un año desde mayo de 2011. La demanda fue próxima a los 9.000 millones, que superó la cantidad finalmente emitida en 2,1 veces. El rendimiento medio de la subasta fue del 2,797%.

En cuanto a las letras a 18 meses, solo se colocaron 712,8 millones, la mitad que en octubre, cuando se adjudicaron 1.463 millones. La demanda ascendió a 4.074,4 millones de euros y la rentabilidad media al 3,034%.

El jueves día 22 se producirá una nueva subasta, esta vez de bonos y obligaciones (a mas largo plazo que las letras) con vencimientos en el 2015, 2017 y 2021, con un objetivo de financiación máximo de 3.500 millones de euros.

Se ve claramente como se esta cambiando la deuda a medio y largo plazo por deuda a corto, pero ¿es esto una decisión del Gobierno o del mercado? En el corto plazo ya teníamos importantes vencimientos de deuda, la cual estamos incrementando, cuando sabemos que en el corto plazo estamos fritos cargamos mas la burra. Sin duda con la financiacion a corto logramos rebajar un poco el coste de financiacion: 2,79% frente al 3,03% algo es algo.

Mi impresión es que el mercado no quiere deuda a medio y largo plazo española y para evitar un posible descalabro de financiación con los bonos y obligaciones se ha captado bastante dinero a corto con letras, por otro lado es posible que se espere un empeoramiento de nuestra situación que haga difícil la financiación por lo que toca aprovechar ahora, el jueves veremos.