Aunque ha sido como cuando jugaba de niño en el cole, tocar y volver, el Ibex ha alcanzado esta mañana los 11.000 puntos. Se está moviendo con mucha tranquilidad después de la subida del viernes, con el buen dato de desempleo que se publicó en Estados Unidos.

El mercado sigue estando fuerte, aunque lógicamente en algún momento habrá que descansar de las subidas.