Leo hoy en elEconomista un curioso estudio a partir de datos de Inverco, la asociacion de los fondos de inversión. Según relata el artículo, aquellas clases de acciones en las que más ha subido la comisión son las que peores rentabilidades han obtenido en el último ejercicio. Curioso cuando menos. Esto me recuerda otra estadística que ví la semana pasada en Funds People: uno de cada cuatro fondos monetarios registró números rojos en el primer trimestre. Y no porque estén invirtiendo mal, sino porque las comisiones que cobran a sus participes son mayores que la rentabilidad que saca el fondo en un escenario de tipos bajos como éste. Yo no contrataría ahora mismo un monetario. Pero si lo contratara, ni de lejos uno que cobrase más de un 0,25 por ciento como mucho muchísimo.