Mi amigo el ingeniero se pegó un montón de tiempo el año pasado diciéndome que quería invertir un dinerito que había recibido en bolsa, pero que estaban muy caras, que mejor esperaba las caídas. Esta semana, con los desplomes en Wall Street, me escribió asustado para preguntarme si vendía, que esto se venía abajo.

Igual alguno de vosotros se ve reflejado en esta historia. Cuando ves todo lo que han subido los mercados y te lo estás perdiendo, cuesta subirte al tren. Te da miedo acabar entrando en el peor momento, cuando las bolsas están más caras. Y te dices a ti mismo que es mejor esperar mejores precios para entrar. 

Pero cuando llegan esos mejores precios, como no suelen hacerlo de un modo amable sino con caídas contundentes, te pasa lo contrario. En vez de aprovechar las rebajas, el cuerpo te pide lo contrario: salir corriendo. 

Si te pasa, no te preocupes. Es lo normal. Como explica el neurólogo Pedro Bermejo en 'El Cerebro del Inversor', estamos estructurados para salir pitando en cuando vemos que el dinero huye del mercado, al igual que nuestros antepasados ponían pies en polvorosa si, estando en medio de la selva, veían salir corriendo a sus compañeros de tribu que iban por delante de ellos. 

Queremos sobrevivir. Y la mayoría no somos tan valientes como para esperar a ver si hay un león corriendo detrás de nuestros colegas o si es una falsa alarma. De momento, asegurarte de que no eres el único imbécil que acaba devorado. Y luego, ya veremos.

Estos días, nadie ha visto al león en los mercados. Sólo hemos visto gente salir corriendo a la desesperada. Pero nada más. ¿Riesgo de subidas de tipos por si acaba subiendo la inflación? Lo he leído unas 100 veces en informes de analistas y gestoras en los últimos meses. Que nos quede claro: en algún momento volverán a subir los tipos de interés. ES LO NORMAL. Lo anormal es lo que hemos tenido hasta ahora.

¿Riesgo de enfriamiento económico? Pues sí, resulta que las economías no crecen para siempre, que hay ciclos y ahora estamos en uno muy maduro. Nada nuevo bajo el sol. ¿Riesgos políticos y geopolíticos? A trillones. Casi todos los años unas cuantas elecciones por el mundo y unos cuantos odiosos atentados o amenazas de atentados y similares.

Quizá, lo anormal era lo mucho que habían subido las bolsas hasta ahora, sin ninguna volatilidad. El boom de dinero que había estado entrando en renta variable en los últimos meses, al calor de esas subidas.  Por ejemplo, el de mi amigo el ingeniero, que al final acabó entrando casi en el peor momento.

Entonces, ¿estoy diciendo que ahora es el momento de entrar? Ni mucho menos. No tengo ni idea de si estamos en una 'sana' corrección y es una oportunidad para entrar o estamos ante el principio de un desplome mayor. Ni idea. No tengo bola de cristal. La que me compré hace unos cuantos años la tiré porque no funcionaba.

Cada vez soy más partidario de las aportaciones periódicas, de hacer inversiones cada cierto tiempo, asumiendo que nunca compraré en el punto más bajo. Pero sabiendo a cambio que nunca tomaré decisiones influido por ese diseño de nuestro sistema emocional y mental orientado a la supervivencia, pero que tan malos resultados suele dar para la gestión de nuestro dinero.

Y esto es lo importante, tener un plan y ceñirse a ese plan. Cada cual el suyo. Es muy curioso como dos de los usuarios más seguidos de Finect, @Lopv y @aoshi7, han seguido estos días con las caídas caminos distintos, como contaba Gregorio ayer tras las caídas de Wall Street y Marcos en su post  Tranquilidad, mientras todo se pone a bajo... Pero los dos han coincidido en aplicar su plan a rajatabla. 

Cada uno, con su estrategia. Cada uno, con su perfil de riesgo. Cada uno, con su plan. Y tu con el tuyo. Y, si no tienes, hazte uno. Y si puede ser por escrito, como decía @yoko en el último Finect Talks, mejor que mejor.