Me he leído “Supermoney” de Adam Smith, seudónimo de George Jerome Waldo Goodman. El libro lo escribió en 1972 y ésta es una edición del 2006. Fue el primero en presentar a Warren Buffett al gran público, trata el concepto de superdivisa y comenta los entresijos de los mercados.  

Warren nació en 1930 en Omaha, séptima generación de Buffetts en esta ciudad desde que el primer Buffett de Nebraska abriera un supermercado en 1869. WB empezó un consorcio de inversión en 1956 con $105.000 de amigos y familiares. Cuando cerró el consorcio en 1969, tenía $105 millones y había compuesto al 31% anual. La casa de WB está en Farnam Street (esquina con S 55th St) y la compró en 1958 por $31.500; su oficina también sigue en Kiewit Plaza (3555 Farnam Street). WB cogió como modelo a Lord Keynes (presidente de National Mutual Life Assurance en el Reino Unido) en cuanto a cómo debe escribir un presidente de empresa cartas a sus accionistas. WB calcula desde hace mucho tiempo anualmente el valor neto de su patrimonio. Trabajo duro y sentido común son virtudes que triunfarán en el largo plazo, ni la viveza ni la listeza.

El autor llama “supercurrency” (superdivisa) a la renta que se gana mediante revalorización en el mercado y “stock options” (opciones sobre acciones), ofertas de venta de acciones propias que una empresa hace a sus empleados a precios muy ventajosos para los empleados durante un periodo determinado de tiempo. La superdivisa son ingresos convertidos en valor, no sólo ingresos más protegidos ante el fisco. Instintivamente la gente sabe que no se va a hacer rica trabajando a cambio de un salario. Parte de la razón que lleva a la gente a los mercados financieros es el saber que allí reside la superdivisa. El multiplicador de la superdivisa incrementa la distancia entre asalariados y capitalistas. La superdivisa o M 3 es el antes y el después del capital haciéndose público, dentro en libros y fuera en mercado. M 1 son las monedas y billetes en circulación, y depósitos bancarios (cuenta corriente) de los que se puede sacar dinero sin aviso previo (mediante cheque, con tarjeta o en un sobre). M 2 son depósitos temporales y cuentas de ahorro de los que NO (penalizaciones por retirar antes del tiempo acordado) se puede sacar dinero sin previo aviso, el dinero se retiene durante un periodo determinado de tiempo y genera un lucro conocido de antemano. M 2 se transforma en M 1 pasando dinero de una cuenta de ahorros a una cuenta corriente. M 3 se transforma en M 1 comprando en libros, vendiendo en mercado, desprendiéndose de algo del capital, llevándolo a la cuenta corriente y tachán M 1, eres rico. Una descripción esquemática de la sociedad en cuanto a ingresos sería:

·          Hay gente que está por debajo o fuera del nivel M 1, tienen problemas incluso para ganar una cantidad minima de dinero, porque tienen una formación muy mala, o no están motivados, o no pueden llegar donde tendrían que ir. No tienen dinero, ni billetes, ni monedas, ni cuentas corrientes, y muchos de ellos viven de la beneficencia.

·          Luego está la gran mayoría de la gente, los que ganan M 1. Van al trabajo, sus empleadores les pagan, se lo gastan en el supermercado y en la farmacia, pagan sus impuestos, apartan un poco y lo hacen M 2, y siguen luchando.

·          Y por último los que tienen superdivisa, los serenos propietarios de M 3.

La superdivisa se multiplica ricamente, dándole un poco de tiempo. Los Rockefeller quizá sean espabilados, pero la diferencia entre nuestra listeza y la suya no es igual a la disparidad de años luz entre su pasta y la nuestra.

Otra forma de multiplicar riqueza es pedir prestado poniendo como garantía el activo que se está comprando, un pozo de petróleo por ejemplo.

Formas de inflar beneficios empresariales:

·          Disminuir el importe de las amortizaciones cambiando de modo acelerado a constante.

·          Cambiar la valoración de inventarios.

·          Ajustar los importes del fondo de pensiones.

·          Considerar la investigación como inversión y no como gasto.

·          Aplazar los gastos de un proyecto hasta que empieza a producir ingresos.

·          Jugar agrupando recursos y compras (contabilidad creativa).

La era Go-Go (vigorosa y desinhibida) abarca entre 1963 y 1968 incluidos. Sobre la irracionalidad de los que compran y venden valores en bolsa, “multitud de hombres comportándose como una sola mujer”.

Los dos años finales de la burbuja fueron 1971 y 1972. Las compañías cotizaban a PERs tan altos que no sólo habían descontado el futuro sino también la vida después de la muerte. Estaba muy extendida la estúpida creencia en que desmedidas recompensas se podían lograr sin asumir riesgos desproporcionados. Los máximos de mercado se alcanzan invariablemente cuando la rentabilidad por dividendo de acciones cae por debajo del 3%, el PER pasa de sobra el valor 20, y cuando el valor agregado de mercado de las acciones useñas alcanza el 80% del PIB useño.

En el otoño de 1974 el mercado useño había caído el 50% desde su máximo, yendo a niveles inferiores a los alcanzados en 1959, quince años antes. En marzo del 2009 el mercado español había caído el 57% desde su máximo, yendo a niveles inferiores a los alcanzados en 1997, doce años antes. Como sabiamente escribió Mark Twain, la historia quizá no se repita, pero rima. Sobre una empresa desorganizada, “podías arrancar papel pintado de las paredes de sus oficinas, enviárselo y que te pagaran por ello”.

Un extraordinario mercado alcista empezó en 1982.

El dinero siempre está ahí, lo que cambian son los bolsillos.

Si quieres comprar un fondo, cómpralo, pero que no te lo vendan.

El Titanic no se puede hundir.

No te haces rico poseyendo General Motors, porque GM ya ha crecido.

Un “odd-lotter” (pardillo) es un inversor que compra o vende menos de 100 acciones (cantidades pequeñas o inusuales de valores financieros). Hay teorías que afirman que el modo de ganar dinero es hacer lo contrario (comprar-vender) de lo que hagan estos. Hay empresas que observan atentamente el curso de los movimientos de los pardillos.

En “Fondo de Comercio” algunos escépticos leen a veces “aire”.

En los paises capitalistas industrializados, es la primera generación que sale de la granja la que da más horas y trabajadores menos quejicas.