La rentabilidad neta de gastos de Snowball acumulada en 2019 es del +8,9%. Asimismo, les recordamos que rentabilidades pasadas no son garantía de rentabilidades futuras.

A continuación, y a modo de referencia, les mostramos la evolución de los principales índices desde principio de año:     En esta Newsletter vamos a tratar sobre Jack Bogle.

Wall Street, y toda la industria de la gestión y el asesoramiento de inversiones, recuerda a John Clifton “Jack” Bogle, que falleció este enero a los 89 años, por su gran aportación tanto a la industria de los servicios financieros en general como a la comunidad inversora en particular. 

Bogle fundó la gestora de activos Vanguard que es la segunda mayor gestora del mundo por volumen de activos, con un patrimonio de 5,1 billones de dólares (millones de millones) bajo gestión. 

El legado de John Bogle es inconmensurable. Mediante la innovación financiera que supuso la introducción de los fondos índice ha democratizado la inversión, cambiando la vida de cientos de millones de inversores ideando un producto de inversión más eficiente gracias, sobre todo, a una considerable y constante reducción de los costes, cambiando así para siempre los fundamentos de la industria financiera e impulsando al sector a una imparable tendencia hacia la optimización.

Warren Buffett le ha rendido honores en varias ocasiones y en una de sus cartas anuales destacó lo siguiente: "Si alguna vez se levantara una estatua para honrar a la persona que ha hecho más por los inversores americanos, sin duda la elección debería ser “Jack” Bogle".

La idea innovadora de Bogle fue crear el primer fondo índice del mundo en el año 1975. La idea de Bogle era que, en lugar de vencer al índice y cobrar altos costes, el fondo índice imitaría el rendimiento del índice a largo plazo, logrando así rendimientos superiores a los fondos de inversión activos (los tradicionales).

Bogle es conocido por su insistencia, en numerosas apariciones en los medios de comunicación y por escrito, sobre la superioridad de los fondos de índice sobre los fondos de inversión tradicionales de gestión activa. Sostiene que es una locura intentar elegir fondos de inversión y esperar que su desempeño supere a un fondo de índice de bajo coste durante un largo período de tiempo una vez descontados los gastos de gestión con los que cuentan los fondos de inversión tradicionales.

Bogle ha escrito más de 10 libros, pero su libro Common Sense on Mutual Funds (ver link adjunto) se convirtió en un superventas y es considerado un clásico dentro de la comunidad inversora. Bogle defendió un enfoque de inversión definido por la simplicidad y el sentido común. A continuación os presentamos sus ocho reglas básicas para los inversores:

  • Seleccione fondos de bajo coste.
  • Considere cuidadosamente los costes de asesoramiento.
  • No sobrevalore el rendimiento del fondo en el pasado.
  • Use el rendimiento pasado para determinar la consistencia y el riesgo
  • Cuidado con los gestores y fondos estrella.
  • Cuidado con el tamaño de los activos de los fondos.
  • No posea demasiados fondos.
  • Compre su cartera de fondos y manténgala (no compre y venda), pues los costes de transacción y, en su caso, los impuestos son unos grandes y nada desdeñables ladrones de rentabilidad a largo plazo.

A modo de curiosidad en Snowball nos gusta como Bogle estima (lo ha hecho durante 50 años con bastante éxito) la rentabilidad estimada para los mercados para los próximos 10 años. Por ejemplo las últimas previsiones de Bogle (de octubre de 2018; ver link adjunto) apuntan a que el mercado de acciones dará una rentabilidad del 5,5% anual en los próximos 10 años. ¿Cómo llega a esa conclusión? Su fórmula secreta es la siguiente: rentabilidad de las acciones a 10 años = rentabilidad por dividendo + crecimiento de los beneficios a largo plazo, a lo que hay que añadir la variación en el PER. Como la rentabilidad por dividendo está ahora mismo en torno al 2% y teniendo en cuenta que el crecimiento a largo plazo de los beneficios suele ser similar al crecimiento económico (entorno al 5% en términos nominales) y que probablemente los niveles de precio sobre beneficios estarán algo más bajos de aquí a 10 años (que, según Bogle, se traduciría en una pérdida de un 1,5% anual), eso nos da una rentabilidad esperada para la renta variable de un 5,5% anual.

Por último, y fuera del mundo de la inversión algo que nos ha enseñado Bogle es a nunca rendirnos ni ante la peor de las adversidades, pues  tuvo su primer ataque al corazón a los 31 años. Más adelante, a los 37 años, su médico le aconsejó que se retirara. Le tuvieron que trasplantar el corazón a los 65 años y murió a los 89 años. Eso es 58 años después de que podría haber renunciado a vivir una larga vida.

Dada la importancia que ha tenido en el universo de la inversión considerábamos acertado dedicarle unas líneas acerca de su vida y obra para despertaros la curiosidad acerca de este gran autor e inversor de influencia e importancia capital de nuestra historia contemporánea.

Agradeciéndote el tiempo dedicado a la lectura de la presente Newsletter, te recordamos que nos ponemos a tu disposición para profundizar en cualquier duda que puedas tener.

Atentamente,


Josep Mussons Caldés
Presidente y Gestor de Snowball Value, SICAV
jmussons@snowballsicav.com
www.snowballsicav.com

Número ISIN: ES0126219007