Jupiter Asset Management | Oro y plata: el dinero del ayer y del mañana

Jupiter Asset Management | Oro y plata: el dinero del ayer y del mañana

1
Me gusta
1
Comentar
Guardar

¿Te perdiste BIOS II? Si no pudiste acudir a nuestro encuentro telemático o quieres volver a ver algunas de las charlas que tuvieron lugar en el Best Investment Opportunities 2020, en Finect las iremos publicando todas para que no perdáis detalle. Hoy os traemos la ponencia Jupiter Asset Management.

2020 está siendo por fin un año lleno de resplandor para los metales preciosos, después de casi una década pérdida. El oro ha llegado a dispararse por encima de los 2.000 dólares, marcando nuevos máximos históricos, mientras que la plata prácticamente ha doblado desde mínimos del año, aunque está muy lejos de los precios que tocó hace cerca de 10 años. Lo que ha contribuido, sin duda, a que el fondo que gestiona Ned Naylor-Leyland, el Merian Gold & Silver Fund, acumule una rentabilidad del 27% y que gana un 15% anualizado a 3 años. Un comportamiento muy positivo después de la travesía en el desierto que supusieron los años previos para los metales preciosos. 

El experto destaca que el oro no necesita acreditación crediticia porque es una constante elemental de los mercados financiero. El oro refleja la evolución de los mercados. “El oro físico no es una inversión, si no quieres invertir en el mercado la solución es el oro, es por eso por lo que las Reservas Federales tienen tantas reservas”, asegura Ned Naylor-Leyland, gestor de fondos de Jupiter Asset Management. “El oro no sube lo que hace es medir la pérdida del adquisitvo o del crédito emitido por los gobiernos. Es fundamental entender que cuando hablamos del oro físico no tiene una rentabilidad”, añade Naylor-Leyland. Si nos fijamos en los mercados de renta fija, a nivel local el valor del oro depende de la relación de las tasas de interés y de los cambios de divisa.

El mercado del oro es un mercado enorme. Sin embargo, la plata, por su parte, supone una décima parte del mercado del oro. La relación histórica entre el oro y la plata muestra un poco la tendencia de las tasas de interés. Cuando ambos metales aumentan, esta relación aumenta con ella. Por ello, ambos metales cotizan a precios muy elevados.

"Si yo tuviese ahora una onza de plata y otra de oro, ¿con cuál me quedaría? La respuesta es que cuestan lo mismo, entonces no debería haber preferencia entre uno y otro", apunta el experto. "En Asia, sin embargo, la gente siempre prefiere la moneda de oro, porque prefieren los artículos de valor más elevado y los asiáticos consideran que el oro tiene un valor distinto, aunque la plata también tiene un valor muy grande y también se mueve con las tasas de interés". 

¿Quieres consultar todos los fondos de BIOS II? En el escaparate del Best Investment Opportunities Summit podrás hacerlo. 

 
0 ComentariosSé el primero en comentar
User