Cómo ahorrar al invertir

Cómo ahorrar al invertir

1
Me gusta
2
Comentar
Guardar

Recuerdo cuando empecé a invertir en bolsa. Como contaba en otro post, yo había querido ser broker, pero por fin había entendido que lo que realmente quería era ser inversor. En esos años todavía tenía que bajar al banco para que el comercial, que obviamente no era un broker ni nada parecido, pusiese mi orden de compra o de venta. El proceso era tedioso, porque tenía que ir al banco, esperar si había alguien con mi gestor, hablar con él, comentar el tiempo, luego la economía, explicarle la operación que quería hacer, escuchar su opinión sobre mi operación, decir varias obviedades y, por fin, irme.

La verdad es que tenía también su encanto. Parecía que estabas haciendo algo importante. Ahora abro mi cuenta en mi broker online, doy la orden, y ya está. Más barato, más rápido, pero más frio.

Evidentemente podía ahorrarme el proceso bancario llamando por teléfono, pero nunca tuve muy claro que fueran a hacer bien la operación, y prefería acercarme al banco a hacerla.

Al invertir a través de un banco, las comisiones que tenía que pagar eran enormes. No sólo debía pagar la comisión de compra y venta, tenía que pagar comisiones que ni conocía ni entendía. Me imagino que una de ellas sería la comisión de custodia, hoy casi extinta. Cuando cobraba dividendos, la cantidad que debía llegar a mi cuenta no tenía nada que ver con lo que yo tenía previsto y, al vender las acciones, tampoco cobraba lo que mis números decían. Todo eso eran comisiones.

No nos damos cuenta de la suerte que tenemos de operar hoy en día con un broker online barato. Y del ahorro de tiempo que supone. Ahora puedes dar la orden en cuestión de segundos, y puedes ajustar perfectamente el precio que quieres cobrar y pagar en cada momento.

En cuanto al dinero, yo calculo que desde que hay brokers online ahorro anualmente más de 500 euros al año, y cada vez más. Por suerte, la competencia hace que los brokers estén bajando constantemente sus tarifas. Obviamente hay quien los sube, y tampoco está mal. Hay quien busca ciertos servicios o atención personalizada que hay que pagar, pero para los que más o menos ya sabemos lo que hacemos, lo ideal es un broker con menos comisiones, aunque también implique menos servicios.

Aunque tenía su encanto, la época de charlar con el gestor del banco para invertir en bolsa ha pasado. Ahora, con dos clicks se puede invertir en cualquier parte del mundo, con meno comisiones de lo que antes costaba comprar acciones en España.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User