No me cabe la menor duda, el mercado es irracional y debo aprovechar las oportunidades que me ofrece en momentos tan volátiles como éste, pero ¿realmente me lo creo?

      Me levanto una mañana y tras atender algunas de las obligaciones más satisfactorias de la vida, me siento frente al ordenador y observo como va la bolsa, va bajando más de un punto. No me preocupa, soy inversor en valor ya subirá y continuo con mi vida. Ya pero, si soy honesto conmigo mismo debo admitir que esto está cambiando. Ahora veo que baja o mejor dicho que sigue bajando y me molesta no tener liquidez para entrar. Pero lo curioso es que cuando sube también me molesta porque pienso que no he podido aprovechar la oportunidad que el mercado ofrecía.

      Es un poco frustrante, haga lo que haga el mercado tengo la sensación de estar perdiendo dinero, en teoría si no tengo liquidez para entrar debería alegrarme cuando suben las cotizaciones, pero en la práctica no es así. Espero no estar volviendome como el mercado: IRRACIONAL.