ESTA VEZ NO SERÁ DIFERENTE

ESTA VEZ NO SERÁ DIFERENTE

Si analizamos el comportamiento de la economía en prácticamente el último siglo podemos comprobar la alternancia de períodos alcistas y bajistas para, a grandes rasgos, obtener dos conclusiones básicas:

1) La duración media de los períodos alcistas ronda los 5 años con una media de retorno de la inversión (rentabilidad positiva) cercana al 190%. Por contra, en el caso de períodos bajistas, recesivos o de crisis relevantes (Segunda Guerra Mundial, crisis del petróleo de 1973 y, más recientemente, Lehman Brothers o pandemia derivada de COVID) su duración media ha sido de 1,5 años con una pérdida media próxima al -35%.

2) La economía, en su conjunto, siempre crece en el largo plazo. Esto es así porque el ser humano tiene la capacidad innata de sobreponerse a la adversidad, reconducir procesos productivos, innovar y, en definitiva, avanzar. El progreso no lo para nadie.

Con estas dos premisas básicas nos encontramos en un escenario en el que la labor de asesoramiento cobra una especial relevancia. La situación actual no es diferente a la que hemos vivido en el pasado, de modo que si realizamos una planificación correcta del patrimonio de nuestros clientes en función de los horizontes temporales (liquidez, corto, medio y largo plazo) y centramos nuestro objetivo en estos dos últimos, las oportunidades que nos brindan los mercados de renta variable en estrategias globales y diversificadas, siempre sin perder de vista esa vocación de medio/largo plazo, van a dar con seguridad sus frutos. 

El largo plazo en la inversión requiere paciencia y consistencia. Como regla general, las emociones nos llevan a actuar de modo impulsivo e irracional, en momentos de crisis el inversor se asusta y sale aflorando una pérdida importante de su inversión, minusvalía que no recuperará jamás y que le hará reticente a volver a entrar en el futuro. Por eso es momento de estar al lado del cliente, acompañarle en este proceso e informarle puntualmente para evitar al máximo que las emociones o sensaciones venzan a la racionalidad. Porque lo que está claro es que esta vez no será diferente. 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User