Gestión financiera con robo advisors

Gestión financiera con robo advisors

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar
Compartir

Los gestores automatizados están en boga. También conocidos como robo advisors, estas empresas de asesoramiento y gestión financiera manejan el dinero invertido por el cliente de forma automática. ¿Cómo? Se sirven de algoritmos o, lo que es lo mismo, el inversor confía su dinero a una suerte de robot que toma las decisiones en su nombre. 

Son muchos los robo advisors nativos (Finizens, Indexa Capital, inbestMe...) y bancos que han incorporado este servicio los últimos años (Sofía de Banco Santander, Popcoin de Bankinter…). A través de Finect puedes consultar en detalle los mejores robo advisors de 2021. También puedes contactar con el servicio de asesores de Finect para que ellos te orienten sobre esta forma de invertir. 

¿Quieres sacarle rentabilidad a tu dinero?

 

Gestión financiera del robo advisor

Este tipo de gestores ofrece, en general, dos tipos de inversión. Por un lado, carteras de fondos de inversión (habitualmente indexados) para sacar rentabilidad al dinero. Por otro, fondos de pensiones como vía para el ahorro a largo plazo. Lo común es que gestionen las carteras de inversión de forma pasiva, aunque también existen robo advisors con gestión mixta (fondos de gestión activa y pasiva). Por ello, ofrecen mejores comisiones que un asesor personal

Esta es la principal ventaja: el aprovechamiento de la inversión. Al no depender necesariamente de un equipo de personas, los robo advisors pueden fijar comisiones más bajas. El cliente consigue de esta forma que la rentabilidad ‘limpia’ que obtiene con su inversión sea mayor. Los costes de gestión de los robo advisors rondan el 0,5% del saldo total de la cuenta de un cliente. Menos que el 1-2% de tasa que cobra un planificador financiero clásico. 

La segunda gran ventaja es que, de forma automática, el robo advisor pone a trabajar tu dinero sin que tengas que estar pendiente a todas horas. Por lo tanto, esta opción para invertir y delegar tu gestión patrimonial resulta atractiva para personas con poco tiempo o bajos conocimientos financieros. 

Tampoco requieren depositar mucho dinero. La inversión mínima ronda los 1.000 euros. Los fondos indexados y ETFs donde invierten garantizan unas carteras diversificadas, junto con los costes más bajos. En el otro lado de la balanza, esta forma de invertir es, por regla general, cerrada: los fondos y planes están predefinidos y no se ajustan necesariamente a las metas particulares del inversor, como sí lo hacen otras modalidades de gestión financiera

 

Asesoramiento financiero del robo advisor

Los gestores automatizados son también asesores de nuestro dinero. De hecho, nacieron para ayudar a pequeños inversores, necesitados de un profesional que les orientase sobre cómo configurar su cartera de inversión en los años de la crisis financiera de 2008. 

Existe la posibilidad de delegar toda la gestión en estos robots. Pero también se puede optar por una fórmula mixta que combina los algoritmos con la gestión de un equipo humano. Esta última opción es la que se está popularizando en muchos países y funciona como una especie de asesoramiento financiero online. Según datos de Statista, los activos bajo gestión de los robo advisors en España llegarán a los 6.460 millones de euros en 2021. 

¿Cómo realizan estos gestores automatizados su asesoramiento y planificación financiera

En primer lugar, acostumbran a pasar un cuestionario que el cliente rellena en apenas unos minutos. Servirá para detectar el perfil de riesgo del inversor. Después, el robo advisor empieza a carburar con su oferta de carteras de fondos indexados y de pensiones. Cada vez más, incluyen servicios con los que quieren aproximarse a los asesores financieros de toda la vida. 

Selección activa de carteras

El universo de los robo advisors se mueve sobre todo en la gestión pasiva y los fondos indexados. Sin embargo, algunos de ellos permiten al cliente elegir fondos con gestión activa. Es el caso del servicio Popcoin de Bankinter: el equipo de gestores crea las carteras y luego los robots las asignan a cada cliente según su perfil. 

La gestión dinámica de carteras de Finanbest permite añadir fondos con gestión activa “dependiendo del mercado”, explica la entidad. Además, este robo advisor ofrece un modelo de inversión híbrido, con etapas automatizadas que se conjugan con un comité de inversiones: sus expertos se reúnen cada mes para vigilar las carteras y ajustarlas según la evolución de los mercados. 

Valoración patrimonial gratuita

Otros, como Finizens, hacen una valoración sin compromiso de los fondos de inversión y de pensiones que tienen tanto clientes suyos como no clientes. Un equipo de expertos envía los resultados al particular y le informa de aspectos como la rentabilidad, las comisiones, la diversificación de la cartera o el nivel de riesgo. 

Seguimiento personalizado

Hay también servicios automatizados que ofrecen en su gama premium un asesoramiento más personalizado. Por el momento, es accesible para un perfil concreto de clientes, aquellos con una inversión mínima elevada (50.000 euros, 100.000 euros... dependiendo de la entidad). Indexa Capital ofrece una segunda opinión (externa) sobre las carteras para patrimonios de más de 100.000 euros. Y a partir del medio millón, un servicio de seguimiento personalizado de las carteras, con dos llamadas al año con un gestor, la opción de una reunión presencial anual o la posibilidad de personalizar la cartera. 

De modo parecido, Finizens ofrece a partir de 100.000 euros invertidos un asesor personal de patrimonios disponible en todo momento. Y similar a los dos anteriores es inbestMe Plus, el servicio premium de inbestMe, que garantiza al cliente un gestor personal y la opción de personalizar su cartera (modificar países o región y el peso dentro de la cartera, estilo de inversión, orientar la cartera hacia la inversión socialmente responsable…).

                                     

Automatización financiera del robo advisor

El uso de algoritmos está en el ADN de los robo advisors y de su eficiencia. Después de repasar sus amplias posibilidades toca mirar a sus limitaciones. Al tratarse de una tecnología reciente, la gestión automatizada aún debe pulir algunos detalles. La diferencia entre el asesoramiento físico y el asesoramiento financiero online existe. En concreto, los robo advisors toman decisiones generalizadas sobre la asignación de carteras. 

Los asesores financieros humanos siguen siendo claves para la planificación fiscal, patrimonial o sucesoria del cliente, el planeamiento de la jubilación, hipoteca... y, además, toman en consideración las metas del presupuesto y ahorro del particular. Las empresas de gestión automatizada han ido incorporando cambios para brindar un servicio más completo y parecido al de, por ejemplo, un asesor financiero independiente de carne y hueso. Algunas de estas soluciones son las mencionadas más arriba, pero por ahora se limitan solo a los clientes con mayor patrimonio (quienes más invierten). 

Los servicios de asesoramiento financiero llevados a cabo por personas ofrecen características que los robo advisor, al menos de momento, todavía no tienen. Por ejemplo, el algoritmo no está capacitado para tener en cuenta la situación fiscal de los usuarios u otras consideraciones personales que no pueden reflejarse en el cuestionario inicial. Por ello, es poco probable que algunas personas encuentren una solución basada en un algoritmo lo suficientemente personalizada y acorde con sus condiciones particulares.

Leer más:

- ¿Asesor financiero online? La respuesta está en los robo advisors

- Comparativa robo advisors: las carteras de fondos indexados más baratas

0 ComentariosSé el primero en comentar
User