- Toc toc... 
- ¿Estás ahí? 
- Sí, sí, tú. Soy Carlos, el del futuro.
- ¿Cómo?
- Sí, tú con 26 años. Vengo a darte una serie de consejos financieros que he ido aprendiendo a lo largo de estos años. Algunos han surgido de la propia experiencia y otros de seguir a grandes inversores que me temo que aún no conoces. Toma nota.

TIEMPO

El tiempo es el recurso más valioso que tienes, el único que no se puede comprar, aprovéchalo. Empieza a invertir cuanto antes, YA, y podrás poner de tu lado el poderoso efecto del interés compuesto. El mejor momento para empezar a invertir fue ayer. Algún día cuando seas mayor te arrepentirás de no haber empezado antes.

También vengo a contarte que en un par de años entrarás en el club de inversión de la Universidad, allí será dónde conocerás a uno de los mejores inversores de todos los tiempos "Warren Buffett", te relacionarás con gente que le gusta eso que ahora te suena a chino: "invertir", y te acabará apasionando. Y recuerda a Buffett: "El tiempo es amigo de los buenos negocios y el enemigo de los mediocres".

INFLACIÓN

Quiero que te grabes esto a fuego, es muy importante que entiendas que "ahorrar no sirve de nada sin inversión". Hasta ahora has tenido un enemigo silencioso que no conocías, "el monstruo de la inflación" durante estos años ha ido comiéndose poco a poco tus ahorros. Para que lo entiendas, has ido perdiendo durante estos años poder adquisitivo y con los mismos euros que tenías en tu cuenta corriente hace 10 años no puedes comprar los mismos productos hoy. Dicho de otra manera, invirtiendo tus ahorros tienes que ser capaz de obtener una rentabilidad superior a la tasa de inflación actual (alrededor del 2%) sino quieres descapitalizar tus ahorros. Ahora que conoces a tu enemigo puedes hacerle frente, tu herramienta será siempre la INVERSIÓN. 

PACIENCIA

Sé que eres un chico impaciente por naturaleza y es que a ti.... lo de esperar nunca te gustó, pero la paciencia es un arte que se puede aprender. Al fin y al cabo recuerda que todo lo que merece la pena en esta vida requiere de tiempo. Y si no piensa en las relaciones personales, para construir una buena amistad o una pareja se requieren años. Lo mismo ocurre con las inversiones, construye tu estrategia, tu filosofía, sé fiel a ella y espera. No olvides nunca que la inversión no es nadie sin el largo plazo


LEE

Sabes que lo de leer nunca ha estado en tu ADN, ¿recuerdas los largos veranos en los que tu madre te obligaba a leer? ¿Cómo era aquel libro? Ah sí, "Centauros", hay que ver lo que te costó terminar las aventuras de Alonso Ojeda en el Nuevo Mundo. Olvídate de tanta televisión y haz de leer un hábito. Nunca pares de leer. Lee libros de todo tipo, de diferentes disciplinas, de historia, de inversión. Conocer el pasado te ayudará a entender mejor el presente. Como dijo un día uno de los mejores inversores de la historia: “En toda mi vida no he conocido gente sabia que no leyera todo el tiempo. Ninguna. Cero.” Leer te ayudará a enfrentarte mejor a los problemas que te aparezcan en la vida pero sobre todo a tus futuras inversiones. Mantén siempre tu mente despierta.

Un día por casualidad caerán en tus manos un par de libros de inversión: "Un paso por delante de Wall Street" de Peter Lynch y "La educación de un inversor en valor" de Guy Spier. Con el primero de ellos, aprenderás a fijarte en cosas simples, en las ventajas competitivas de las compañías y cambiará tu forma de ver los negocios. Con el segundo te sentirás enormemente identificado con su autor, Guy Spier, en el proceso de convertirse en inversor, sus dudas y errores. Aquí te dejo un listado para que empieces cuanto antes a formarte. 

COPIA A LOS MEJORES

Selecciona a gestores, analistas, gente a la que admires. Estudia su forma de trabajar, de hacer las cosas, lee sus cartas, sus tesis de inversión, incluso trabaja con ellos si tienes la oportunidad. Y recuerda otra vez a Buffett: "Rodéate de gente mejor que tú y pronto irás en su misma dirección".


PIENSA POR TI MISMO 

Llegamos a un punto muy importante, presta mucha atención. Has leído, has escuchado, pero todavía no estás preparado. Ahora toca quizás la parte más difícil, piensa por ti mismo y genera tu propia opinión. En ocasiones estarás sólo, te sentirás sólo, irás en contra del rebaño, pero cree en ti mismo y "sé temeroso cuando otros sean codiciosos, sé codicioso cuando otros sean temerosos".


CONTROLA TUS EMOCIONES

A estas alturas de tu vida aún no has invertido, aún no sabes lo que es perder tú propio dinero pero has vivido y sufrido la Crisis Financiera de 2008 y me temo que nunca la olvidarás. Marcó tu vida y viste como se esfumó parte del patrimonio familiar.

Por ello, es muy importante que aprendas a controlar tus emociones. Volverás a vivir varias crisis financieras a lo largo de los años y en el futuro seguro que verás caer tus inversiones un 30%, un 40% incluso un 50%, pero en esta ocasión jugarás con ventaja, estarás preparado y tendrás que ser capaz de resistir psicológicamente. Revisar tus tesis de inversión, tu filosofía y si todo está dentro de lo planeado aprovechar las caídas para aumentar exposición en tus mejores ideas. 


COMETER ERRORES

A lo largo de tu vida te equivocarás muchas veces, aprende de tus errores pero sobre todo intenta aprender de los errores de los demás, es más barato. Durante tu segundo año de carrera optarás por complementar tu carrera de Economía con otra de Derecho, te equivocarás. Enseguida te darás cuenta que el derecho no es lo tuyo pero te servirá para encontrar tu camino. Fallar una vez es un accidente. Fallar dos veces es el comienzo de un nuevo hábito.

ENDEUDARSE

Huye de la palabra "deuda". Seguro que con la edad que tienes en algún momento se te habrá pasado por la cabeza eso de ¿me compro una casa o alquilo? Mi consejo es que no "endeudes tu vida" porque cuando te quieras dar cuenta entrarás en un círculo basado en conseguir dinero para pagar facturas y entenderás cómo el dinero nunca es suficiente tal y como se recoge en "Padre Rico, Padre Pobre". Cuida tu estructura financiera y en el caso de adquirir una hipoteca limita al máximo la deuda, que tu columna de activos sea más grande siempre que tu columna de pasivos. 

 

HONESTIDAD

Sé honesto y ayuda a los demás pero sobre todo sé fiel a tus valores. Comparte tus conocimientos, no hay cosa que de mayor satisfacción en la vida que ayudar a los demás. 


VIVE

Y por último busca tu felicidad, busca lo que te apasione, recuerda que sólo se vive una vez, no desaproveches el poco tiempo que tienes. Nuestra actitud de inversión encaja con nuestra personalidad y con la manera en que queremos vivir nuestras vidas. Nunca hagas que tus inversiones pongan en compromiso tu felicidad. Y vive, joder, vive. Vive tan intensamente que el día de mañana puedas decir que lo que más te gustó fue VIVIR.

¿Y vosotros?¿Si tuvieráis la oportunidad de daros algún consejo que os diríais?