• Los analistas de Renta 4 Banco mantienen una clara preferencia por la renta variable frente a la renta fija en el año 2020, apostando por la Eurozona y siendo cautos con EEUU
  • En su escenario base se destaca la estabilización del ciclo y no se espera una recesión
  • Las políticas monetarias seguirán manteniendo los tipos bajos para hacer frente al menor crecimiento global

Sin duda, 2019 ha sido un ejercicio cargado de paradojas económicas: ha sido el peor año, desde hace una década, en términos de crecimiento económico pero, a su vez, ha sido el mejor ejercicio en términos bursátiles, con las bolsas americanas en máximos históricos y las europeas en máximos anuales. 

Con este contexto de fondo, el Departamento de Análisis de Renta 4 Banco ha presentado este jueves su Estrategia de Inversión para 2020, en la que se destaca un escenario de estabilización del ciclo, gracias a la “contención de las distintas amenazas comerciales, el apoyo de los bancos centrales y la tímida contribución de la política central. Por ello, pretendemos seguir un camino que nos lleve a una estabilización del ciclo para obtener rentabilidades a medio largo plazo”, explica la directora de Análisis, Natalia Aguirre.

En este sentido, el equipo de analistas de Renta 4 Banco mantiene su preferencia por la renta variable de cara al nuevo año. “Es el único activo que sigue mostrando retornos atractivos, ya que estará apoyada por las políticas monetarias, fiscales, la recompra de acciones o los movimientos corporativos. A su vez, los riesgos geopolíticos se irán disipando, aunque habrá que prestar atención al deterioro del ciclo o a la desaceleración de China. Dentro de esta categoría, somos positivos con las bolsas europeas y japonesas; no obstante, nos mostramos cautos con la renta variable americana”, explica Aguirre. 

En cuanto a la renta fija, el equipo de Renta 4 banco considera que se encuentra en niveles exigentes pero que, aún así, hay ciertas zonas de valor como los bonos americanos o deuda pública periférica europea. 

Por su parte, la política fiscal seguirá buscando la estabilidad económica. En este sentido, los expertos de la firma señalan que los bancos centrales seguirán apoyando a los mercados inyectando liquidez y que mantendrán los tipos de interés en los niveles actuales. “Esperamos que los tipos de mantengan bajos y creemos que no habrá más movimientos hasta mediados de 2021 o 2022. A su vez, vemos complicado que se implanten nuevas medidas en las políticas monetarias”, subraya Aguirre. 

Teniendo en cuenta este contexto, los analistas de Renta 4 Banco recomiendan invertir en renta variable pero siendo muy selectivos con los valores y aprovechar los momentos de volatilidad para incrementar posiciones. 

Puedes descargar la Estrategia 2020 completa pinchando aquí